Una carta para AMLO

Standard

[La siguiente es expresión libre de opiniones e ideas del que suscribe]

 Estimado Andrés Manuel,

 Te escribe un ciudadano que quiere a su país, que valora los breves chispazos de esta democracia emergente en la que vivimos y que, al igual que lo que tú dijiste cuando diste una plática en Monterrey a la que tuve la suerte de asistir por invitación de un amigo, está comprometido con México. Soy una persona sin afiliación a ningún partido político. La primera elección que recuerdo es la de 1988 y si hubiera tenido edad para votar en ese año, probablemente le hubiera dado mi apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. En 1994 a pesar de las circunstancias por las que llegó a ser candidato seguramente hubiera considerado a Ernesto Zedillo y a mí parecer, no me hubiera equivocado ya que considero que su gestión tuvo varios elementos loables en torno a la construcción de nuestro sistema político. En el 2000 voté con muchas dificultades por Francisco Labastida. Buena o mala, esa decisión la tomé como mi primer incursión con mi recién estrenada credencial del IFE y como muchos, no fue por convicción sino por un triste proceso de eliminación. El discurso de Cárdenas estaba desgastado y ya no era el mismo que en 1988. Como joven sus palabras y plataforma política no me inspiraban y consideré que nunca destinó un mensaje con intenciones de tocar a dicha generación. Equivocado o no, ese fue mi pensar. ¿Por qué no voté por la alternancia en el 2000? Tal vez al igual que tú, consideraba a Vicente Fox no apto para ser Presidente. No llegaba al punto de exigirle que se callara o de llamarle chachalaca pero no me convencía entonces y después de su gestión confirmo haber estado en lo correcto. En el 2006 tenía dos posibles candidatos: Felipe Calderón y tú. Nunca consideré votar por Roberto Madrazo Pintado… porque tengo la suerte de haber sido dotado con la capacidad de pensar. Vi los debates presidenciales, las entrevistas, toda la contienda incluido lo que tú llamaste “la guerra sucia” que los llamados “bastiones del poder” supuestamente montaron en tu contra. Te escuché y escuché a Calderón. Voté por Calderón y seis años después, con todo respeto, considero que no me equivoqué.

 Viví en la Ciudad de México durante parte de tu gestión como Jefe de Gobierno. Te reconozco el impecable manejo y relación que lograste con los medios de comunicación durante ese tiempo a través de la responsable práctica de las conferencias de prensa matutinas. Supiste hacer que los medios de comunicación te escucharan… algunos de ellos hasta te amaban porque eras fuente inigualable de ratings. También me tocó ser víctima de esa acción postelectoral a la que hoy justificas como “manera de apaciguar a tus simpatizantes que estaban listos para lanzar un golpe de estado para instituirte como Presidente Legítimo.” Diferimos en apreciaciones. Yo lo que vi fue clientelismo político, una ciudad tomada rehén por un candidato y un partido que no supieron asumir su derrota y lo que seguramente (aunque no lo digas abiertamente) sabes que fue tu peor error político y que hoy te sigue afectando en la preferencia de los votantes. Vi la capital de mi país paralizada y llevada al borde de la histeria colectiva por el bloqueo de su avenida principal (que tú y yo que vivimos en el DF sabemos lo crítico que esto puede ser) por un plantón protagonizado por gente irresponsable e improductiva que al igual que muchos de los mexicanos, era experta en extender la mano para ver qué ganancia fácil obtenía mientras que otros trabajábamos por un salario digno.

 ¿Por qué te digo estas cosas? Porque en previas publicaciones te he perfilado como una persona que busca ganar a través de la polarización y división de la sociedad, como alguien que radicaliza para ganar, que pinta las cosas en blanco y negro… y quisiera equivocarme. A pesar de que no cuenta con una sola referencia o fuente verificable, que lanza apreciaciones u opiniones personales como si fueran hechos y se contradice a si mismo en varios puntos (el más relevante de ellos la modernización del sector energético) leí de pasta a pasta tu libro “La mafia que se adueño de México… y el 2012”. Entre lo que leí y escuché de viva voz cuando diste una plática para simpatizantes e invitados en Monterrey bajo el paraguas de “Despierta México”, vi un cambio significativo en tu retórica. Vi que habías aprendido del error de generar división y que si bien era por pragmatismo e interés de avanzar en la contienda, estabas listo para emprender un proyecto constructivo y maduro.  Te lo digo con todas sus cartas, es prácticamente imposible que me convenzas de votar por ti. No porque vea que algunos de los puntos de tu plataforma no sean rescatables, sino porque te equivocaste de más en mostrarme la persona que realmente eres y desgraciadamente habiendo perdido la confianza de una persona es sumamente difícil que la vuelvas a tener. Sin embargo, esta carta no la escribo por mí, sino por muchos otros mexicanos. Por los que se oponen a ti, por los indecisos y por los que hoy han depositado en tu persona su invaluable confianza (como algunos de mis más queridos amigos lo han hecho).

 En recientes semanas, con algunos chispazos previo a, pero más intensamente desde que se terminó la veda electoral, he vuelto a ver a ese López Obrador que divide. He vuelto a ver al radical que en lugar de valerse de sus buenas ideas para pintar el México que dice querer construir, se aferra a declaraciones nocivas e inmaduras que dañan a la sociedad… con todas sus letras, de niño llorón que no sabe perder. Nos dijiste que la veda electoral era una manera de proteger a Peña Nieto. No lo hiciste directamente pero te aseguraste que los medios de comunicación que te favorecen proyectaran un video titulado “Niños Indignados”, que exigía a TODOS los candidatos tomar responsabilidad como parte de una teoría de conspiración, como un plan macabro que la élite productiva del país estaba montando para prevenirte llegar al poder. Después nos dijiste que el IFE había estructurado el debate presidencial de nuevo, para favorecer a Peña Nieto. La última de tus rabietas es decir que la confrontación PRI-PAN es otro plan macabro del supuesto PRIAN para minimizar el gasto de campaña que ha hecho Peña Nieto. Todo esto, de nuevo, opiniones personales sin fundamento, proyectadas como hechos…

 Pero demos el beneficio de la duda. Digamos que es cierto que Televisa y otras empresas están en contra de ti. Pensemos que en México no existe un solo medio de comunicación libre que mínimamente es neutral o que en su defecto te favorece. Pensemos que todo lo que hace el IFE sí está enfocado a que no llegues al poder. Tú me (y nos) dijiste que armarías una campaña constructiva, en base a propuestas y que no te dejarías llevar por la inercia política destructiva. Quiero pedirte que si bien de aquí a julio (y ojalá en el periodo post electoral), le hagas un servicio al país y cumplas tu promesa.

 Tal vez tengas razón en decir que Peña Nieto tiene la ventaja de Televisa. Otros podrían decir que tú tienes la ventaja de casi 12 años de campaña, intensificada por el periodo del “Gobierno Legítimo” que tanto prometió y cuyo financiamiento sigue sin quedarnos claro. Peña Nieto ahorita está tratando de visitar todos los estados de la República durante el tiempo de campaña oficial… Tú tuviste mucho más para visitar TODOS los municipios y hacer campaña fuera de tiempos y NADIE está trayendo el punto al debate.

 Es triste verlo, pero en esta contienda no eres el único que está atentando contra el tejido social y dividiendo a los mexicanos con discursos que nos ponen frente a frente en anunciada oposición (como juraste que no harías). Hoy tenemos tres voces en el proceso electoral: la del PRI que dice que nos va a cumplir (respecto a qué, no sé porque su plataforma no trae nada nuevo), la del PAN que llama a dicha voz “¡MENTIROSA!” y la tuya que teniendo la oportunidad de posicionarse como la voz propositiva, elige volver a decir “¡Todos contra mí!” Las últimas dos voces, más irresponsables que lo que a un servidor le gustaría ver. Que triste e irónico resulta que el partido que tanto daño le hizo al país durante 70 años (sí, ese partido en que también tú militaste), hoy aparente ser el más maduro de los tres.

 No lo niego, hay situaciones que no están a tu favor, que son injustas… pero esto lo sabías desde hace mucho. Quadri es hasta hace poco un desconocido en la política, apoyado por un partido sin credibilidad y todos sabemos cuáles serán sus resultados. Pero no lo vemos diciendo que el mundo conspira en su contra. Y no lo vemos polarizando a la sociedad.

 En mis ratos libres me gusta jugar póker y si hay algo que he aprendido de dicho juego es que absolutamente todas las manos, sabiéndolas jugar, pueden ganar en la mesa. Lo que también es cierto, es que a nadie le gusta jugar con alguien que cuando ve que va perdiendo se tira al piso a patalear y le echa la culpa a otros por sus infortunios.   

  Ojalá rectifiques tu camino y en lugar de estar planeando el berrinche que lanzarás el 2 de julio al obtener 3er lugar en los comicios, sepas cumplirle a quienes nos dijiste que no volverías a hacer plantones y disturbios. Creo que en alguna parte de tu ser existe el verdadero entendimiento de que eso no le hace nada de bien al país que tú y yo tanto queremos.

 No sé cuál vaya a ser el resultado final de estas elecciones pero si no resultas ganador, no te pido que cómo tú mismo dijiste, “si pierdes en el 2012 ahora sí te vayas a la chingada.” Quédate… sólo te pido que seas responsable en tus acciones y pienses en un discurso constructivo (ya lo tenías). Porque aunque no sean la mayoría, MUCHOS te apoyan y dicho poder implica su justa mesura y responsabilidad.

 Muchas gracias.

 ASM

About these ads

11 thoughts on “Una carta para AMLO

  1. Hola, no soy partidista y no puedo evitar comentar.
    En resumen, AMLO hizo un plantón en la Cd. de México porque pensó que le robaron la elección más importante de todo el país que, sin duda no está justificado, pero si atenuado ya que fue muy dudosa la manera en que se revisó este asunto por parte del IFE en el 2006 y no se siguió al pié de la letra lo indicado por la ley como debió haberse hecho. Todavía hoy en día existen posturas muy válidas que argumentan que realmente le correspondía ganar formalmente la elección a AMLO, pero eso no es el tema aquí.
    Haces bien (si realmente esa es tu intención) en pedir a AMLO que sea responsable con sus acciones al contar con tremenda cantidad de seguidores, pero desgraciadamente pierdes profesionalismo con comentarios como “Ojalá rectifiques tu camino y en lugar de estar planeando el berrinche que lanzarás el 2 de julio al obtener 3er lugar en los comicios” y en acusarlo como conspirador con respecto al video de los niños y el poder de las élites. Uno tiene que ser un ingenuo para pensar que las élites no controlan sistemática y materialmente al país (en todos los sentidos). Le quitas mérito a AMLO al acusarlo de hacer afirmaciones sin sustento que equivalen solo a opiniones, pero es evidente que con este escrito tú lo haces también (en múltiples ocasiones).
    Me parece poco plausible el hecho de que alguien que escriba con un buen nivel de redacción, como lo has hecho con este escrito, denote una preferencia por el PRI cuando proponen al peor candidato presidencial de todos: un hombre que hizo un pésimo trabajo como gobernador del Estado de México (las cifras hablan solas), que es un verdadero ignorante (cualquiera que esté atento a las noticias sobre sus múltiples tropiezos podrá corroborarlo) y que se lo venden al pueblo con una, tengo que aceptar, excelente mercadotecnia, en panorámicos que lo hacen parecer modelo de una tienda de ropa o como actor (personas a las que la mayoría de la población idolatra, antes que a un académico o alguien que vea el bien de su pueblo). El PRI está abusando de la vasta ignorancia de la gente para obtener el poder y eso eso solo denota que no se detendrán para obtener lo que quieren, cueste lo que cueste; como hace no muchos años.
    Esto si es un verdadero peligro para México, que tú bien conocerás, ya que no aparentas ser un ignorante tú mismo. Por lo mismo, resto valor y dudo que no tengas alguna afiliación política, intereses personales en juego o alguna otra razón que te mueva a escribir un texto como éste, que aunque pueda funcionar para convencer a unos cuantos faltos de criterio o que creen todo lo que leen, no lo hará con verdaderos críticos, pensantes o personas que antes de apegarse a sus propios intereses, son fieles únicamente a la virtud, que tanto se ha perdido en los últimos siglos.
    Espero razones mejor antes de votar por alguien como Peña Nieto. Yo, en lo personal, estoy considerando seriamente anular mi voto, ya que ninguno de los candidatos me convence.

    Un saludo.
    -Javier Náñez Pro

    • Hola Javier. Muchas gracias por compartir tus puntos de vista en torno a este blog post. Invitan a la reflexión y al diálogo. Con gusto comento respecto a algunos de los puntos que nos compartes:

      1. No tengo intención de ser profesional respecto a la carta. Como lo indico desde la primer línea en el post, se trata de una expresión libre basada en opinión. Algunas diferencias con el candidato incluyen que (a) yo lo digo desde un principio, (b) lo pongo en un blog personal, mismo que por definición es un espacio de expresión libre, (c) no forma parte de un discurso político de un candidato presidencial.

      2. Aclaro que en ningún momento de la carta se le acusa de conspirar con respecto al video de los Niños Indignados. Hago referencia a medios allegados al candidato que en lugar de abordar el contenido del video o en su defecto criticar el uso de niños para un video con dicha temática, se enfocaron en decir que detrás del video estaban intereses que conspiraban en contra del candidato. Para leer más de este tipo de cobertura, te invito a visitar la forma que lo cubrieron medios como SDPNoticias y otros que sí están directamente ligados al candidato y/o al Partido principal que lo apoya.

      3. No es la intención minimizar el grado de influencia que tienen los grupos de poder en el devenir de nuestro país. La intención es proponer que se eleve el debate electoral y que se elimine la retórica que sólo sirve para dividir a una nación muy frustrada, muy hérida y muy cansada.

      4. En la carta no denoto preferencia a ningún partido. Así como me lo compartiste, a la fecha no estoy seguro de por quién votaré y me entristece saber que las opciones son pobres. Comparto tu apreciación respecto a la excesiva mercadotecnia que de manera vacía a posicionado al candidato del PRI como líder en la contienda, aprovechando la ignorancia de una grande porción de los votantes.

      5. Te reitero el hecho de no tener afiliación alguna a ningún partido político y aprovecho para de nuevo agradecerte el tiempo invertido en dar tus comentarios. Coincidimos (y creo que acertadamente) en nuestra preocupación por esta nación que tanto queremos y en muchos otros puntos relacionados seguramente. Saludos.

    • D

      @-Javier Náñez Pro

      No lo pude haber dicho mejor.

      http://gifb.in/qNsV

      Sólo te pido que consideres la anulación de tu voto. Yo como tu (y MUCHOS mexicanos) no estoy convencido por uno de los candidatos pero creo que hay un verdadero peligro (como lo pones tú) que debemos detener, y ese es el PRI. Anular el voto no es una expresión ya que la única persona que se fija es el que cuenta los votos. No se difunde la información. No sirve de nada. Ayúdanos votando en contra de EPN. Agárrate al que quieras pero que no gane el PRI. POR FAVOR.

      Gracias

  2. Carlos

    Que raro, si no tienes simpatia por algun partido politico por que no le escribes a quien das por hecho ganara las elecciones y que tanto danio le ha hecho a Mexico?? (como bien comentas) “el pais que tanto quieres”, y en lugar de eso le mandas una carta a quien quedara en 3er lugar, la verdad esto le resta credibilidad a tu carta tan bien maquillada.

    Saludos
    CS

    • Jejeje, maquillaje sólo en halloween, mi estimado. Pero de hecho me acabas de dar una muy buena idea. Voy a escribir otras dos… una para Peña y la otra para Vázquez porque bien lo indicas, no es el único que está contribuyendo a la división. Gracias por compartir.

  3. Amoglez@hotmail.com

    Y sigue en el debate su trillada y desgastada estrategia es quejarse de “los ricos” y compadecerse y autoconmiserativo consigo mismo

  4. D

    Aynamamaes jajaja. Lo tachan de resentido y todavía están echándole en cara lo del 2006. En ningun momento he visto su campaña como destructiva ni polarizada como tal vez en aquel entonces. En el debate al único que quería destruir era a EPN y con mucha razón. Yo no escuché propuestas populistas. Al contrario, se la pasó criticando lo que todos sabemos que es verdad: la corrupción existente. Es el UNICO que ha planteado que para rescatar PEMEX no es necesario inversión extranjera sino que hay que limpiar casa y con eso se soluciona. Toda la inversión extranjera no va a sacarnos del pozo si sigue el nivel de corrupción que tenemos tanto en PEMEX como el país en general.

    • Gracias por compartir tu punto de vista. Con respeto, te comparto que si no estamos dispuestos a evaluar la trayectoria de los que aspiran con ser nuestros líderes, estamos perdiendo base para tomar elecciones maduras e informadas. No lo digo sólo por AMLO sino por todos los candidatos. Las campañas de descalificación podrán distar de ser propositivas pero si tienen sustento, vale la pena escucharlas. El trayecto de cualquier profesionista (no sólo los políticos) habla de las capacidades, de las decisiones, de las prioridades y juicios de las personas.

      Respecto al debate, esta carta fue escrita ANTES del mismo pero te comparto que creo que López fue el más perjudicado por el mismo en distintos planos. Para empezar, no fue capaz de entrar en el debate. Fue una discusión entre Vázquez y Peña, con momentos de oportunismo político de Quadri y un López relegado cuyos momentos de mayor impacto fueron: 1. cuando mostró una foto que todos ya habíamos visto (al revés) y que no muestra nada de mayor relevancia y trascendencia que el hecho de que Peña está en el PRI y Salinas también (no news there) y 2. Cuando dijo que el presupuesto federal habría que repartirlo equitativamente entre todos los mexicanos (¿qué se fumó?)…. Después dijo que quería internet para todos “pero sin aparatos”… no entiendo cómo lo quiere accesar.

      El resto del tiempo vimos a un AMLO cansado, trabado y recordándonos que TODO es un compló…

      Pero insisto, no es el único malo. Sólo es el peor…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s