Women in Mexico’s Workforce

Standard

Here is a link to my latest article on AQBlog, titled “Women in Mexico’s Workforce“, published on November 1st, 2013. Please feel free to visit and comment. Here is a verbatim copy of it in case you prefer to read it on my personal blog, though I recommend actually going to the site because of additional content, other blogger’s articles, etc.

“Women are not doing well because they want to do it all. They want to study, go out and get a job and be housewives as well. Well, that is really difficult to achieve.”

These were recent and controversial words spoken by Ricardo Salinas Pliego, president of Grupo Salinas and owner of TV Azteca, one of the two television media conglomerates in the country. Salinas made the remarks during the Mexico Cumbre de Negocios (Mexico Business Summit) on October 20-22.

Salinas went on to say that women should receive a salary from their husbands “so that their work at home as caretakers […] is monetized and better valued.”

Unfortunately, his ignorant point of view on gender equality is not as unusual in Mexico as some may think. Even in this day and age, many talented Mexican women face such myopic views as an obstacle to their professional development.

Given the growing number of women with advanced graduate degrees in Mexico—currently 50.4 percent, according to a recent study by the Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (National Association of Universities and Higher Educational Institutions—ANUIES)—forward-thinking companies have begun to understand the need to tap into a talent pool they didn’t used to, given prejudices in hiring and professional development processes.

These companies are breaking ground by incorporating gender quotas into their talent attraction and training processes. Some have also begun to explore work-from-home and flextime schemes to help working mothers split their time between professional and personal responsibilities. But are these strategies fair and effective in tackling the real problems preventing Mexican women from attaining greater professional opportunities, or are they simply temporary solutions?

The effectiveness of gender quotas is highly debatable. Those who favor them say that they allow for greater participation of women in the workforce and that they are an essential starting point for changing deep-seated behaviors in business organizations.

Those opposed to gender quotas say that they don’t promote real equality, risk attracting inferior talent and are condescending toward women.

My problem with inclusion quotas is that they don’t tackle the real issue at hand, which is the need to change the mindset of industry leaders who hold similar views to those of Mr. Salinas Pliego.

Faced with systemic prejudices and severe gender disparities, 30 percent of working women in Mexico feel that they are stuck in their profession and do not have opportunities to grow, get a salary raise or receive appropriate recognition from their employers and peers.

The message is clear. You can try to reach out and attract female talent, but you’re setting yourself up for failure if that talent is brought into a hostile environment and diseased bymachismo that can’t be cured by a quota. In fact, having a quota system could actually exacerbate discrimination by men who think quotas give women an unfair advantage.

Conscious businesses that truly want to make a positive change need to do more than just debate quotas or consider special concessions for working mothers  that would enable  them to thrive professionally. Rather, businesses should promote a cultural change that values talent regardless of gender, and that helps employees modify the often unequal gender roles at home.

Businesses must also understand that their decision to promote gender equality should not be viewed as a public relations campaign. It simply makes sense for businesses to attract, grow and retain the best talent available to them, regardless of gender. Business leaders should look to the numerous studies that have proven that a gender-diverse workforce provides better business results.

As the European Project on Equal Pay posits, there is extensive research showing “a strong correlation between a strong record of promoting women into the executive suite and high profitability.” Catalyst, a U.S. nonprofit, found in its 2011 research that there is a 26 percent difference in return on invested capital (ROIC) between companies in the top-quartile of women board representation and those in the bottom quartile (with zero women directors). According to a recent study by McKinsey & Company, the profitability of Fortune 500 companies with three or more women executives is 5 percent higher than that of their competitors.

Rather than simply implementing quotas, businesses must ensure that their male executives learn these important facts. Ongoing gender inclusion efforts, such as flexible work schemes, should not be discarded or undervalued. But if companies in Mexico are serious about effectively capitalizing on women’s professional potential, they should start with their own employees.

About these ads

Cablevisión y las trampas de “portabilidad”

Standard

Si no se quieren fletar la descripción completa de este caso, lo resumo en mi siguiente recomendación: NO CONTRATEN NUNCA los servicios de Cablevisión (Servicios Telum). Esta empresa a mi parecer es abusiva, sus servicios a mi impresión son deficientes en calidad y para poder terminar mi relación con ellos como su cliente, me acaban de enjaretar con un golpe de más de $2,000 pesos.

Ahora sí, para los que les interesa tener toda la información de lo que me pasó les comparto:

Tenía contratado con ellos desde hace varios años un servicio Triple Play. No por elección sino por el hecho de que cuando compré mi casa ya venía con las preparaciones para el servicio con dicho proveedor y en ese entonces Axtel no tenía cobertura en el área en donde vivo.

Su servicio de internet era pésimo: muchísimo más lento de lo que se suponía que tenía contratado (validado por Apps de iPhone que registran la velocidad de tu red interna) y con una cobertura muy limitada. Gracias a que Axtel amplió su cobertura y empezaron a ofrecer servicios de internet de más alta velocidad que el mugrero que tenía, en cuanto pude (hace un par de meses) contacté a Axtel para solicitar mi cambio. Cabe mencionar que tenía el pago de los servicios de Cablevisión domiciliado a mi tarjeta de crédito.

Para cambiarte de proveedor, Axtel te pide que llenes un Formato de Portabilidad para dar de baja tu servicio con el proveedor anterior y que puedas mantener tu número telefónico. Hicimos esto y pudimos cambiarnos. Hoy gozamos de un mucho mejor servicio de telefonía, internet y televisión por cable que lo que teníamos con Cablevisión. Sin embargo, hace algunos días recibí un “Recordatorio de Pago” por parte de Cablevisión, lo cual me pareció extraño.

Contacté a Cablevisión y me dijeron que hace dos meses me habían cambiado el contrato que tenía con ellos y que les debía dos meses de “Dos en Uno Digital + Internet.” Al comentarles que yo nunca había contratado dicho servicio, la trampa a través de la cual estafan a la gente se hizo evidente:

“Lo que pasa señor es que cuando usted solicita el cambio de portabilidad de línea telefónica, nosotros lo interpretamos como solicitud de un nuevo contrato y no una baja.” …Que conveniente, ¿verdad?

No sólo eso, sino que cuando les dije que yo nunca había autorizado dicho contrato y que necesitaba que lo dieran de baja, el operador me mencionó que cuando se solicita un cambio de contrato, el cliente adquiere obligaciones por el mismo por un año y que la penalización por darlo de baja es el 20% del valor de dicho contrato.

De manera más clara: si te tratas de cambiar de proveedor, te sueltan el número telefónico pero te enjaretan un contrato de un año de un servicio inferior SIN TU AUTORIZACIÓN EXPRESA al momento de hacerlo porque saben que eventualmente lo que vendrá es la cancelación y se van a papear con los pagos por penalización.

Esta conclusión obviamente llegó después de casi dos horas de estar hablando con distintas personas y escuchando música de espera mientras rebotaba de un lado a otro en su servició de “atención telefónica.”

Que bueno que no trabajo en una empresa como ésta. Me daría vergüenza presentarme ante cualquier persona a la que le hubieran hecho esto que es evidente sucede de manera sistémica y rutinaria. Pobres de las personas que tienen que decir que son empleados de esta compañía, representante de avaricia, abuso y mala calidad.

¿Qué voy a hacer al respecto?

Ya metí una queja ante Profeco pero por experiencias previas, me queda claro que probablemente eso no resulte en nada. Lo que me queda es tener que perder ese dinero de manera injusta e injustificada y contar mi historia, por deber cívico y con la esperanza de que quienes lean esto no caigan en esta trampa de “portabilidad.” Si todavía no tienen proveedor, no les recomiendo a Cablevisión. Si están tratando de dejarlo, mi sugerencia es que se vayan por el proceso lento, den de baja todo primero, pierdan su número telefónico y después vayan con una empresa mejor.

Espero esta información les sirva para no caer en los abusos que a mí me toca el día de hoy tragarme.

Viva México pero no Peña Nieto

Standard

El Presidente se aproxima al balcón de Palacio Nacional con vista al Zócalo capitalino, jala de la soga tricolor que hace sonar una campana y se dirige a su pueblo reconociendo y celebrando a los héroes que le dieron al país su independencia. La multitud se hermana con su líder respondiendo a cada alusión con un emotivo “¡Viva!”

Este solemne ritual que se lleva a cabo la noche de cada 15 de septiembre, es una representación del llamado a luchar por la independencia que originalmente hizo Miguel Hidalgo en 1810 y es normalmente, una ceremonia impregnada de fervor patriótico. Con cada “¡Viva!” se acrecienta la emoción que culmina con tres gritos de ¡Viva México!, los cuales normalmente acercan a la figura presidencial a su gente. Este año, sin embargo, el Grito de Dolores no sucedió exactamente como a Peña Nieto le hubiera gustado.

Dos días previo a la celebración, el plantón de maestros de la CNTE y anarquistas que protestaba las reformas educativa y energética fue desalojado por la fuerza púbilca, durante un ejercicio que no pudo escapar a incidentes de violencia. Los manifestantes lanzaron piedras, petardos y bombas Molotov a los oficiales y la respuesta no se dejó esperar: tanquetas con cañones de agua de alta presión dispararon contra la gente y los policías repelieron ataques haciendo uso de sus batones. Estos momentos de tensión no sólo desalentaron a posibles feligreses de la Fiesta Patria, sino que atrajeron a los opositores de Peña que vieron la oportunidad no para celebrar con él, sino de abuchearlo directamente.

Un par de horas antes de que el Presidente saliera al balcón, se desarrolló una escena bien conocida para quienes vivimos durante la era PRIista: por lo menos 25 camiones llegaron al Zócalo con acceso privilegiado y desabordaron a cientos de mexicanos de clase económica baja. Aplaudidores en mano, los acarreados recibieron también alimentos de mano de oficiales del PRI de Estado de México, quienes organizaban porras en apoyo del mandatario. Se posicionaron al frente del público pero cuando Peña se presentó, sus gritos de apoyo se ahogaron ante rechiflas y gritos que acusaban al Presidente de asesino.

Evidentemente afectado por la reacción del público y con su limitada capacidad como orador, Peña tropezó durante su discurso, leyendo un prompter pésimamente colocado que lo forzaba a mirar hacia abajo cada vez que buscaba palabras que decir. Los acarreados respondían a cada ¡Viva! pero la inhabilidad de Peña de conectar y despertar el orgullo nacionalista de la multitud fue evidente. Sus ¡Viva Méxicos! Fueron acartonados y los menos inspiradores que se hubieran visto en años. La gente viendo el Grito por Televisa tal vez no habría notado inicialmente lo triste de este evento, ya que la televisora subió el volumen de los acarreados para intentar esconder las protestas. Sin embargo, una serie de videos amateur subidos a YouTube claramente mostraron la verdad: los mexicanos que no fueron pagados y llevados al Zócalo por el PRI le dieron la espalda al Presidente en este Día de la Independencia.

Las críticas a la ceremonia y sátiras de la misma fueron inmediatas. El vestido verde elegido por la Primera Dama hizo demasiado fácil burlarse de la pareja al compararla con Fiona y el Burro de la película de Shrek, imagen que invadió las redes sociales instantáneamente. Hasta el programa de entretenimiento que siguió a la ceremonia, con Juan Gabriel como protagonista, fue insuficiente para que la noche fuese festiva en un Zócalo que se veía bastante vacío para un 15 de septiembre.

El mensaje es claro: Peña no ha sido efectivo en establecer honesta popularidad con los mexicanos. Trae demasiado en contra desde la cuestionable campaña electoral que lo llevó a la silla presidencial y en su ejercicio ha caído en la trampa de crear alianzas estéticas (Pacto por México) sin verdadera construcción de consensos o sustancia. Como mencioné en un previo artículo, Peña está reviviendo conductas del viejo PRI a pesar de que hoy vivimos en un país muy distinto a cuando su partido tenía prácticamente poder absoluto.

Es cierto, el PRI tiene mayoría relativa en el Congreso pero esto no significa que el resto de los partidos y otros actores aceptarán con brazos cruzados el estilo autoritario del mandatario. Hoy, estos nuevos actores tienen herramientas distintas para hacer que su voz opositora sea escuchada.

De igual manera, no le ayuda nada a Peña haber recibido una economía fuerte de manos de Calderón y hoy estar ante una recesión que se niega a reconocer.

Si juzgamos por la ceremonia del Grito y cómo ésta se desarrolló, no sería desatinado pensar que Peña es hoy el Presidente menos popular que el país ha tenido desde Luis Echeverría, quien tomó el poder a un par de años de presuntamente haber ordenado la matanza de Tlatelolco de 1968 (Recordemos que el repudio a Carlos Salinas se intensificó realmente después de que hubiera salido del puesto).

La desobediencia civil y oposición radical hoy en día está siendo manejada incorrectamente y día con día suma más gente a ritmos que deberían preocuparle a la Administración. El equipo de Peña necesita despertar y reaccionar antes de que el problema se vuelva inmanejable y los chispazos de violencia urbana se generalicen y tornen en resistencia civil. Unir al país en torno a un proyecto de Estado-Nación que beneficie al país y no sólo a los poderes fácticos, debería estar dentro de las prioridades de este Presidente. En conclusión, Peña debería hacer algo que los políticos mexicanos no están muy acostumbrados a hacer: hablar con y escuchar a la ciudadanía que los mantiene en poder. Hacerlo, sería en su propio beneficio y en el de la Nación.

Y yo que pensaba que López Obrador no era el Presidente…

Standard

Acabo de leer el Paquete Económico para el ejercicio Fiscal 2014 que el Ejecutivo entregó al Congreso (el cual probablemente ni leerán los Diputados, votarán por bloque y aprobarán). En resumen esta propuesta es populista, provocará efectos inflacionarios no necesarios y una vez más, cargará la mano a los cautivos en lugar de hacer lo que sería justo: expandir la base para que seamos TODOS los que pagamos los impuestos que mantienen al gobierno.  Seguramente saldrá AMLO a las calles a protestar también este paquete (porque el señor no pierde excusa para tratar de mantenerse vigente y seguir chupando del sistema como lo ha hecho por mucho tiempo) pero el paquete parece inspirado en la lectura a profundidad de su libro “La mafia que se adueñó de México… y el 2012” (Sí, sí lo leí), plagado con recursos para atacar a las clases productivas de México y exentando de responsabilidades a los acarreados que llenan las plazas cuando hay mítin político y sí, suman MUCHOS votos.

Estoy de acuerdo en:

  • El chicle no es alimento.
  • Gravar las bebidas saborizadas con azúcares añadidas es una idea a considerar en un país que sufre de diabetes, sobrepeso y obesidad (aunque le van a sacar la vuelta cambiando la fórmula y ya).
  • Establecer impuestos mayores a combustibles que hacen más daño.
  • Medidas para desincentivar el consumo de cigarro y la entrada de cigarros “pirata” al país.

Pero las burradas de este paquetito por mucho superan a los aciertos:

  • Dice que promueve la equidad del sistema tributario. Pero ataca a la clase media, media alta y alta sin tocar a la clase media baja y baja que es la base de la pirámide.
  • El cine es cultura. Un concierto no.  IVA a conciertos… por alguna razón. Exención de IVA al cine pero pongámosle IVA a una presentación artística en vivo (con excepción del circo por alguna razón). En resumen, a Peña Nieto le gusta mucho el Circo Atayde y la saga de Scary Movie. Odia cuando viene Yanni.  
  • Eliminación del IDE.  Supongo que hay que facilitarle el lavado de dinero a los amigos… La verdad es que un IDE a depósitos de más de $15,000 sí es ridículo pero la solución no es eliminar el impuesto sino elevar la base de $15,000 que es una transacción bastante común a un monto mayor (por ejemplo $100,000)
  • ¿Tienes casa? ¿La quieres vender? Hazlo antes del 31 de diciembre porque en el 2014, si la vendes 16% se va directo al gobierno. Así que pagas por tener casa (predial) y pagas por deshacerte de ella (eliminación de exención a la compra, renta y pagos de hipoteca de casa habitación). ¡Es más, pagas por pagarla! (pagos de hipoteca). El tema de pagar impuestos por renta seamos honestos, todos los renteros e inquilinos le van a sacar la vuelta a través de arreglos informales… y pues sí, ¡que viva la irregularidad!
  • ¿Quieres tener a tus hijos en una escuela decente? ¡El gobierno quiere tu lana! Así es, si ya de por si te partías la madre por tener a tus hijos en una escuela privada (con colegiaturas altas, aportaciones, costos de uniforme, materiales y todo lo demás), ahora te la van a poner más difícil: ¡IVA para las escuelas privadas! Aquí hagamos una pausa especial porque el tema lo amerita: tus impuestos ya pagan por la educación pública del país y a tasas mayores que muchos países desarrollados. El porcentaje del PIB que se va a educación en nuestro país es mayor que el de Canadá, Costa Rica y Australia pero todos sabemos que ese dinero nunca llega a los salones de clase y por ende, la calidad de la infraestructura y de los maestros en el sistema público están del nabo. Por eso muchísimos mexicanos literalmente nos partimos la madre para buscar una mejor oportunidad de desarrollo para nuestros hijos. Mis impuestos (y los tuyos a menos que vivas en el DF) le pagan la escuela a muchos que evaden o simplemente porque forman parte de la economía informal, no declaran ni pagan impuestos. No nos quejamos porque entendemos la necesidad de contar con un sistema público, a pesar de que el mismo esté plagado de vividores (SNTE, CNTE y miles de “servidores públicos” de la SEP). No nos quejamos y buscamos que nuestros impuestos se destinen a MEJORAR al sistema público pero hasta que esto no suceda, hasta que no hagan una limpia completa y arreglen su desmadre, no me pidan que sacrifique el futuro de mis hijos. No me dejen sin opciones y no me roben más de lo que ya lo hacen. No sean descarados y desalmados.
  • ¿Tienes mascota? ¡No le compres pareja y no le des de comer! Mientras que en los países desarrollados la gente que tiene mascota recibe incluso incentivos fiscales para prevenir que sus calles se llenen de perros y gatos callejeros, en México te van a cobrar IVA por adquirir una mascota y por alimentarla. Yo no tengo mascota. No me gustan las mascotas y no quiero una… pero no entiendo la necesidad de joder a la gente que sí la tiene.
  • Mayor tasa si tus servicios de gas no son de Gas Natural. Las tranzas de Gas Natural Fenosa hacia consumidores no requieren mayor escaparate que el que ya muchos conocemos y sin embargo, el paquete fiscal promueve una mayor tasa impositiva si en tu casa o industria consumes gas butano. La excusa es medioambientalista. La razón real es política.
  • Adiós al Secreto Fiscal. La SCHP se atribuiría en este paquete, el derecho a publicar tu nombre, denominación, razón social y RFC y calificarte como “riesgoso para celebrar actos mercantiles o de comercio” si considera que no cumples con tus obligaciones fiscales. Esto en papel suena decente PERO el problema es que los registros de la SCHP están plagados de errores. Durante dos años estuve dando clases en una universidad y trabajando como empleado en una empresa. En la universidad bajo un programa estaba por nómina y en otro por honorarios. Mi declaración por ende, era complicada y por ello, siempre me apoyé con contadores para emitirla correctamente y asegurar que cumplía con todo lo requerido por el SAT. A pesar de haber cubierto todas mis obligaciones fiscales, a la fecha me llegan notificaciones que dicen que les debo dinero. Cuando me he acercado a Hacienda para buscar clarificación, nunca han podido encontrar lo que según ellos les debo PERO me siguen llegando notificaciones. Quienes me atienden me dicen “seguro es un error del sistema porque no nos debe nada”… y año con año, las notificaciones siguen llegando. ¿Van a publicar mi nombre a raíz de su ineficiencia?
  • Si ganas más de 500,000 pesos al año, tu ISR de 30 a 32% y si eres un pequeño empresario, también te van a torcer.  El ISR está conceptualmente mal. Entiendo perfectamente la lógica y justicia colectiva detrás de “el que más gana, más debe de pagar” PERO eso no quita que el sistema escalonado del ISR que existe en México es una estupidez. Explico:El que gana más YA paga más sin tener que ponerle diferentes tasas porque su base gravable es mayor. Es decir, el sistema escalonado jode dos veces al que más gana: le quita más porque su base gravable es mayor Y porque le aplica una tasa mayor. Y si por alguna razón (inexplicable para mí) estás a favor de un sistema escalonado, como quiera el ISR en México está mal, ya que aplicará la misma tasa impositiva del 32% a quien gana 42,000 pesos al mes, que la que aplica a los multimillonarios del país.
  • Y quitarle el tratamiento especial a los Repecos, desincentiva a los emprendedores de México. Gracias, Peña Nieto… sólo eso nos faltaba.
  • ¿Querías deducir impuestos? ¡Lástima Margarito! “Se propone limitar el monto máximo de las deducciones personales realizadas por una persona física al año a la cantidad que resulte menor entre el 10% del ingreso anual total del contribuyente , incluyendo ingresos exentos, y un monto equivalente a 2 salarios mínimos anuales correspondientes al área geográfica del Distrito Federal”.

¿Algún país que acepte a un mexicano errante que ya no quiere darle un peso más de impuestos a su gobierno? Ahí me avisan… porque yo ya no quiero aportar valor en un país que no lo valora. Es bien triste llegar a esta conclusión porque de verdad que quiero, es más adoro a mi patria pero todos tenemos nuestros límites. Si mínimo viera que mis impuestos trabajan a favor del país, otra cosa sería pero ya estoy harto de llenarle los bolsillos a los “servidores públicos” y sus amigos. Su descaro me desmoraliza. 

Peña Nieto’s Challenges: From Teacher Strikes to Energy Reform

Standard

Here is a link to my latest article on AQBlog, titled “Peña Nieto’s Challenges: From Teacher Strikes to Energy Reform“, published on August 29th, 2013. Please feel free to visit and comment. Here is a verbatim copy of it in case you prefer to read it on my personal blog, though I recommend actually going to the site because of additional content, other blogger’s articles, etc.

The first nine months of Peña’s administration have kept the press busy and all of the country’s eyes and ears focused on what will happen next. He’s been characterized as bold, action-oriented and dynamic but clearly, not a team player.

He was celebrated by many (yours truly included) in February when he presented an ambitious and much needed education reform but disappointed just as many after having this effort easily thwarted by militant and disgruntled unionized teachers from the Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), which has taken Mexico City hostage in the last week to avoid needed secondary laws to enact the reform passing through Congress.

The inability to prevent and the lack of resolve to disperse a non-justified blockage of Congress as well as a blockade of the city’s main arteries—including those giving access to the airport and the Zócalo—has proven once again that political leaders are taking decisions not based on the greater good, the rule of law or the citizenry’s interests, but on a political agenda serviced by interest groups holding more power than they should and unable to cooperate with each other.

Mismanagement of this situation could soon spark violence and create a larger-than-ideological divide. The affected citizenry in Mexico City will only stand so much. In a recent poll by BCG-Excelsior, 52 percent of Mexicans stated that they are so fed up with the CNTE’s irrational resistance to the education reform and their militant actions that they would justify use of public force to disperse the picketers.

And while the teachers take to the streets, both Peña Nieto and the city’s government cower out of taking necessary action because of the political cost it would imply. Mexico City is not the only thing that’s paralyzed because of this—a broken education system puts the nation’s future talent pool at risk.  

The other current hot topic in the president’s agenda is energy reform. As recently described by Christian Gomez on AS/COA, “the proposal includes constitutional changes that would open up Pemex, the 75-year-old state oil monopoly, to profit-sharing contracts and foreign investment.”

This new notion of natural resources no longer belonging exclusively to the nation poses a huge shift in paradigm. Reactions from the nation’s Left include accusations related to autonomy, national patrimony and the role of government vs. private investors in extraction and having access to revenues from one of the nation’s most important sources of income. The opposition understands that PEMEX’s inefficiencies and the plague of corruption need to be addressed but they propose that a problem should not be fixed by creating another one.

One of the most respected voices from the Left, Cuauhtémoc Cárdenas, has recently stated that both PEMEX and CFE (federal electricity company) can become highly productive without having to edit the Constitution and without allowing foreign and/or private hands in the nation’s riches. If national patrimony is challenged due to reforms to articles 27 and 28 of the Mexican Constitution, Cárdenas has warned he would call for nationwide protests and he would even take to the streets along with López Obrador’s Morena (National Regeneration) movement.

Given its current party composition, Peña can easily get approval for the energy reform in Congress but he would be naïve to think that this is the only hurdle he needs to jump and he is doing a terrible job at trying to get public buy-in to this proposal through vague infographics on TV.

If there is possibility for effective energy reform, an open and inclusive debate needs to take place. This topic is not one that his team should be discussing behind closed doors and the hard questions will require real answers, not 20-second TV spots.

Peña’s government has been characterized by a “my way or the highway” attitude which is an easier temptation to fall into than trying to build consensus in a country as complex and fragmented as Mexico. This dictatorial style is only possible because of the fact that PRI has a stellar position both in Congress and in the State governments to push its agenda forward, something neither former Presidents Fox nor Calderón had. However, Peña would do well in understanding that his constituency is not limited to the political parties or even the power elites.

Organized teachers have already proven what they can do in Mexico City given enough motivation. Sparked by national patrimony rhetoric, larger, non-organized social mobilizations could easily flare up in different key cities in Mexico and cause larger havoc. As former U.S. Ambassador to Mexico Tony Garza recently wrote, “these red flags, so to speak, are especially relevant given the influence and disruptive potential of many of today’s social movements. The eruption of mass street protests in Brazil is just one recent example of a government being forced to change direction on a policy initiative and find a way to rapidly and constructively respond to the desires, often inchoate, of a newly emboldened and empowered population. It’s a cautionary tale that begins with frustration and finds expression in mass action.”

Even when theoretically, Peña could powerball his reforms forward, both him and the PRI need to wake up and understand that they cannot be the only voice to determine the nation’s destiny. Vargas Llosa sarcastically called the previous PRI era “the perfect dictatorship” but today’s Mexico will not stand for a return of that so-called “perfect” model. Peña needs to learn to play well with others.

Safety in Mexico – Get the facts

Standard

You’ve heard the hype… you know about the insecurity story in Mexico. I’ve even written a bit about it on Americas Quarterly. Now, invest a couple of minutes to get a reality check and understand that there’s a lot more to Mexico than what gets to sensationalist press.

Get the facts: http://howsafeismexico.com/ 

Share this please!

Por un México sin excusas

Standard

He sido participante o testigo de muchas causas e iniciativas, todas ellas enfocadas a buscar mejorar algún aspecto de nuestro país. Es común escuchar lemas como “Un México sin drogas” o “Por un país sin violencia”, etc. Todas ellas son válidas y no pretendo minimizar ni descalificar los esfuerzos para pelear por estos ideales.

Sin embargo, ayer me tocó vivir una serie de situaciones cuasicotidianas que al sumarse me hicieron reflexionar respecto a la manera en que los mexicanos hemos hecho de inventar pretextos nuestro pan de cada día. Así que hoy quisiera abogar por algo mucho más cercano a cada uno de nosotros que los ideales que arropan las causas sociales normalmente. Creo que no me equivoco al decir que todos hemos sido víctimas y a su vez criminales de lo que hemos vuelto un arte en México: la vil, llana y descarada excusa.

Somos un país cuya actividad económica cada vez más se centra en el sector de servicios y aunque los ofrecemos sin duda de mejor manera que algunas otras naciones, nos distinguimos por darlos siempre con la excusa de frente por no haber logrado el objetivo en tiempo o en forma acordada. Las excusas han hecho de nuestra economía de servicios, un mar de mediocridad e irresponsabilidad.

En México el tipo que iba a venir a instalarte el internet el día que pediste permiso de la oficina para estar en casa “no llegó porque la cuadrilla tuvo un accidente imprevisto”, el oficinista llegó a la junta 20 minutos tarde porque (aparentemente a diferencia de todos los demás días) “el tráfico estaba pesadísimo”, el estudiante de universidad no sube la tarea al servidor “porque se cayó la red”, la imprenta entrega los trabajos tarde porque siempre “nos falló una pieza de la máquina”, el plomero no pudo llegar a tiempo porque tenía mucho trabajo, era del otro lado de la ciudad y los microbuseros están de huelga y a las empleadas domésticas se les mueren a cada rato sus diecinueve abuelitas.

¿Por qué? ¿Por qué no podemos tomar responsabilidad y honestamente aceptar nuestras fallas y limitaciones? ¿Por qué no podemos por otro lado, perseguir hacer nuestro trabajo con tal esmero y orgullo que logramos superar las expectativas de quienes reciben nuestros servicios y entregables?

Somos una nación increíblemente creativa pero enfocamos dicha creatividad en actividades que erosionan nuestra capacidad de ser grandes. Si la mitad de las neuronas que destinamos a que se nos ocurran historias épicas para no decirle a nuestro jefe “me quedé dormido” , las dedicáramos a innovar, podríamos destacar internacionalmente en inventiva.

Creo que tememos demasiado y malentendemos la importancia de la opinión de los otros. Creemos que si alguien nos ve fallar o equivocarnos, estaremos marcados de por vida y destinados al fracaso.

No puedo llamarla una máxima irrefutable ni decir que siempre funciona, pero puedo hablar por mi experiencia y compartirles que desde muy temprano en mi vida he buscado eliminar las excusas y reemplazarlas por la verdad, honesta y directa.  He buscado poner empeño en lo que hago porque además eso me permite sentir orgullo por los resultados (en lugar del alivio de decir “por esta ocasión la libre porque no me cacharon en la mentira). Poniendo las cosas en la balanza (porque no siempre funciona), puedo decir que favorecer la honestidad me ha sido más benéfico que detrimental.

¿Acaso no respetarías más a un proveedor de un servicio que te dijera “disculpas, cometimos un error y por ello ofrecemos X en retribución” que uno al que siempre se le atraviesa un tren, se le poncha la llanta o se pierde en camino a la entrega?

Ojo, no estoy diciendo que nos volvamos mártires y andemos por el mundo recogiendo culpas de otros ni queriendo quedar bien con la gente agachando la cabeza y diciendo “tienes razón, todo es culpa mía.” Estoy hablando de tomar responsabilidad por lo que nos compete y por nuestras acciones. Hablo de dar la cara en lugar de resguardarse en una excusa que te exima de tener que pedir que vuelvan a confiar en ti a pesar de haber fallado.

Somos seres humanos. No se puede ni debe de esperar de nosotros la perfección. Es evidente que en algún momento nos vamos a equivocar o vamos a fallar. Como jefe prefiero a un colaborador que trae a mi atención un error con el tiempo suficiente para buscar resolverlo que otro que solapa sus limitaciones escondiendo la falla o transfiriendo la culpa a “causas fuera de su control” como el hecho de que los aliens invadieron su casa el día antes del deadline y le borraron el disco duro de su computadora. Ahora, la clave del juego es equivocarse pero no es cometer el mismo error miles de veces y ser honesto al respecto… está bien que no seas perfecto pero si eres incompetente, tienes mayores broncas que las excusas.

Creo que lo que deberíamos hacer mucho más es (1) al cometerlo, aceptar el error eliminando la excusa, (2) honestamente comunicarlo, (3) generar opciones para reparar o resolver el daño y (4)recoger los aprendizajes necesarios para evitar la misma falla. No es física cuántica… Vivir sin excusas es simple y sólo cuesta la voluntad de hacerlo.

Así de fácil: la honestidad genera credibilidad y la deshonestidad hace que la pierdas. Y una persona que no tiene credibilidad, simplemente tiene muy poco valor que ofrecerle al mundo. No digo que seamos honestos porque es un ideal loable. Digo que lo seamos porque nos conviene.

¿Quién se apunta para eliminar del salón de clases “el perro se comió mi tarea” y así construir un país de gente honesta? ¡Vamos por un México sin excusas! ¿O estás bieeeeeeeeeeen ocupado porque justo este fin de semana que ibas a ser honesto estás muy ocupado porque viene tu tía de fuera a visitar y no va a volver en tres años así que no puedes enfocarte en nada más?