Israel-Gaza… aquí vamos #LunesDeBlogsGV @GVenespanol

Standard

Escribí este blogpost originalmente en inglés y lo publiqué hace unos días pero decidí traducirlo a español para buscar una mayor audiencia y someterlo a #LunesDeBlogsGV de Global Voices Español. De antemano gracias por leerlo y compartirlo.

Probablemente a ustedes les esté pasando algo similar:

Tengo la suerte de vivir en un país en el que hay una relativa situación de paz y estabilidad. Tengo acceso constante a agua corriente y vivienda segura. Durante el día, estando alejado de mis hijos y esposa, no me preocupo y en general me siento tranquilo de que ellos están bien. No tengo temores de que una bomba o misil estalle cerca de mi hogar y ninguno de mis ancestros o familiares vivos han estado inmersos en una historia de guerra alimentada por el odio, intolerancia, conflictos mal manejados ni violencia religiosa. Se podría decir que soy muy afortunado.

Veo como la violencia escala en Medio Oriente a la distancia. Leo al respecto mientras tomo mi café recién hecho, desde la comodidad de mi oficina que cuenta con aire acondicionado. Visito los distintos sitios de noticias, buscando alguna aproximación fidedigna a hechos reales, porque me queda claro que los medios internacionales tradicionales de noticias están sesgados de una manera y otra y cargan por su propia agenda política. Acto seguido, ingreso a Facebook.

Esta red social en la que normalmente mis amigos comparten fotografías de los últimos logros de sus hijos o publican los resultados de encuestas tan triviales como “¿En qué ciudad europea debería de vivir?”, ha cambiado de manera radical.

Aparentemente, muchas personas se acaban de enterar de este conflicto milenario y cómo se ha agravado las últimas semanas y claro, TODOS tienen una opinión y una naturaleza inherente para compartirla. Una serie de videos de YouTube que resumen la historia de la región con inexactitudes, generalizaciones y juicios no fundamentados, aparentemente han dado a mis amigos suficiente desinformación para determinan “a quién le van” en el conflicto entre Israel y Palestina, como si esta terrible situación fuera una justa futbolística. Mis amigos de México, Estados Unidos y Canadá siguen compartiendo estos materiales, comentando cosas como “esto lo explica todo” y mi muro es invadido por hashtags a favor y en contra de Israel. De vez en cuando, surgen hashtags conciliadores cómo #PrayForGaza (RecenPorGaza).

Más tristeza causa ver como mis amigos de origen israelí, árabe y musulmán, quienes normalmente son personas tolerantes y que promueven la paz, han vuelto a Facebook una plataforma proselitista para atraer personas a “su causa”. Veo a mis amigos judíos decir que “sólo nos estamos defendiendo”, agrupando a todos los árabes y musulmanes bajo la etiqueta de terroristas. Del otro lado del espectro, veo a amigos árabes y musulmanes de distintas naciones decir que “nosotros estábamos aquí primero” y hablando del uso de fuerza desproporcionado y posibles crímenes de guerra por parte del gobierno Israelí en los ataques en la franja de Gaza.

Sus amigos les responden. Les dicen “estamos contigo” y “te apoyamos”, lo cual es una reacción esperada viniendo de gente que les tiene cariño y que se dan cuenta que detrás de estas expresiones está una verdad inequívoca: su gente sufre.

El problema de esta dinámica es que lo único que logra es alimentar el juego de culpas, distanciando aún más a las partes en guerra y alejándolas de cualquier posible concepción de una resolución o por lo menos asentamiento del conflicto. ¿Acaso tratar de establecer una supuesta legitimidad detrás de las terribles acciones que hoy aquejan a la región cambia el hecho de que se han perdido cientos y miles de vidas? ¿O justificaría encontrar a un culpable el sufrimiento por el que han pasado por demasiado tiempo y generaciones? ¿Publicar en Facebook estos videos supuestamente educacionales pero evidentemente nocivos les ayuda a dormir mejor por las noches?

A mis amigos de Israel, judíos, palestinos, árabes y musulmanes de distintos países: estoy con cada uno de ustedes y no estoy con ninguno de ustedes.

Estoy empáticamente con ustedes a distancia al ver como ustedes o personas a las que ustedes quieren se encuentran enfrentados a peligro inmediato y sufrimiento; cuando veo la sangre derramada de hombres, mujeres y niños inocentes, independientemente de su raza o religión.  No estoy con ninguno de ustedes al verlos buscar apoyo o justificación a la violencia por parte de cualquiera de las partes involucradas en el conflicto. Estoy con ustedes en la esperanza de cualquier paso que conlleve a la paz, tales como ceses al fuego, cumbres de paz y procesos de mediación que dirijan a una realidad en la cual todos son permitidos acceso a derechos humanos básicos. No estoy con ninguno de ustedes cuando abandonan la creencia de que la paz puede alcanzarse y cuando se orillan a una realidad en la que creen que las balas son el único medio de comunicación efectivo para sus mensajes.

A mis amigos que no están involucrados directa o indirectamente en el conflicto, pero que han sucumbido a la tentación de expresar apoyo unilateral a las acciones bélicas de alguno de los involucrados, una invitación: Los invito a tratar de obtener los hechos de fuentes confiables y hacer un poco de investigación respecto a la historia que ha llevado a la crisis en esta región antes de emitir juicios. Los invito a formar una opinión basada en una búsqueda por información objetiva y verificable. Entiendo que esto implica algo de trabajo pero si no están dispuestos a hacerlo, por lo menos los invito a entender que crear y expresar una opinión en base a videos de YouTube engañosos o sesgados no los hace verse cool o inteligentes. Adicionalmente, les invito a reflexionar sobre el hecho de que al difundir estas piezas, sólo están alimentando el juego de culpas, promoviendo posturas nocivas y empeorando la conversación al llevarla a espacios en los que la prospectiva de una solución pacífica queda distante. En lugar de buscar un culpable y decir quién está bien o mal, vean esto como una invitación para aprender y entender la complejidad detrás de los conflictos en la interacción humana, a entender sus causas de raíz y por ende, posibles soluciones. Los invito a no atraer odio a sus propias realidades, tan alejadas de las que viven las personas en Gaza.

Así que desde mi oficina con aire acondiciona, del otro lado del mundo de donde hoy sufren tantos, les digo lo que John Lennon brillantemente escribió alguna vez: lo único que estamos diciendo es que le den oportunidad a la paz.

 

 

 

 

Advertisements

One thought on “Israel-Gaza… aquí vamos #LunesDeBlogsGV @GVenespanol

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s