Nothing to be sorry about

Standard

I’ve lost track and stopped counting the amount of days and months we’ve been going through this pandemic.

Zooms, Videoconfs on Microsoft Teams, Webinars on Bigmarker, Google Meets and Webex have become our everyday as we continue to let our office space invade our personal space. And to be clear, it is not the other way around. Even if you’ve been lucky enough to be able to establish one room in your house as a reserved “no entry allowed” office space where you can focus on work, it is still within the confines of your home.

Work schedules have gone out the window. No matter how many times you read an info-graphic telling you to compartmentalize your day and set work/personal time boundaries, you know that in this new reality, even the biggest, most structured control-freak has no way of fully isolating and ensuring that his/her office time is solely that. The guy delivering your goods from the supermarket does not respect office schedules… and your boss is still gonna want that Powerpoint presentation he asked for at 7 pm to be ready before 8 am of the next day.

Compartmentalizing at a 100% rate is a nice pipe dream and nothing else; any and all other percentages under that, are some form of reality we have to deal with… And if we’re honest with ourselves, we had to deal with this even before the pandemic. Remember when the school used to call you at the office in the middle of your quarterly meeting to let you know your kid barfed and they need you to bring him a clean set of clothes?

Last week, my kids returned from their summer break to a new reality in distance learning. Prior to this term, they did have distance learning (started in March) but it was in an asynchronous way. Specific tasks, tutorial videos and lessons were uploaded to an online platform and the kids had until 5 pm of that day to get through their daily obligations. Though this non-real time format certainly had its limitations (i.e. direct interaction with the teacher in order to ask questions) it DID allow for better time and equipment management in my home, where three kids and their two working parents are now not only struggling to share a network, electronic devices and overlapping schedules.

In the new format, my wife and I are constantly finding ourselves juggling around our work day of meetings and attempting to provide some sort of oversight to our kids’ education as the challenge to keep them engaged in real time Zoom sessions from 8:15 am to 1:00 PM becomes larger and larger. And yeah, shit happens. Like, all the time.

iPads run out of batteries because the kids forgot to plug them in or some charging cable is the mysterious victim of planned obsolescence and it has to be replaced; microphones stop working because “somebody clicked on something”; materials they are supposed to use during a class go missing and that school project which requires the use of a power tool isn’t gonna get done by itself. Plus, “I didn’t understand what I’m supposed to do and the teacher isn’t answering my question because she muted me” is now a part of our every day lives.

Oh yeah… and then there’s music class… that joyous moment when I have to find a way to concentrate and get actual work done while my kids blow on their recorders, so sure of themselves when supposedly playing Coldplay’s Viva la Vida but sounding more like one of Yoko Ono’s musical masterpieces.

Yesterday afternoon, I was hosting a Brand Strategy Map workshop and during some of the most critical content moments of that event, I was interrupted by my youngest, who wanted me to help her upload her homework. This morning we were getting a leak fixed in the house and the workers were banging hammers on a wall while I was connected on a call with our Bogotá colleagues. Last week I had to excuse myself from a sales pitch meeting in order to reestablish my eldest son’s zoom connection with his homeroom teacher.

During these (and many similar) instances, I found myself providing apologetic explanations to the people on the other side of calls and videoconferences. “I’m truly sorry, I just have to take care of this really quickly”, “My apologies, there’s a really loud truck outside of my home and I couldn’t hear that”, “Please excuse my kid who is not respecting my office space”… I’m sure you’ve done the same. We’ve ALL said that we’re sorry.

Well I say screw that! We have absolutely NOTHING to be sorry about. We are coping. We are adapting. We are diligently doing what we are able to do so our lives don’t stand still even though our world has to do just that in order to overcome the pandemic. We are allowing the sanctity of our homes overlap with all the necessities of our jobs and our kids’ schools. And since we are ALL in this together, we should also be completely emphatic when our colleagues tell US they have to interrupt work in order to tend to their kids or when their dog barks or when the trash collector honks his horn.

None of this is our fault. We didn’t choose to be thrown into this new work/life dynamic but I think we’re pretty good at figuring out ways to keep working through it. Technology has allowed us to have SOME form of continuance both in business and in our kids’ schools.

Imagine if this pandemic had hit during the 80s. No way would we have been able to effectively maintain businesses operating at a 100% work-from-home scheme. Kids in school outside of the classroom? Forget it! It would have been a completely lost year.

So I’ve decided to stop saying that I’m sorry. I’m not sorry at all. I’m DAMN proud of the fact that my kids are doing their best to learn via zoom meetings. I’m damn proud of the fact that I was able to upgrade my internet setup in a country where there are NO DECENT ISPs and we were resourceful enough to put up a mesh system at home which allows us to hold five simultaneous video-conferences without intermittence. And yeah, we paid for that with our own money and got it set up respecting social-distancing guidelines. We did it because it was a new need and because that’s what it takes to adapt.

While we could have been running around like headless chickens, we found a way to procure a screen for each kid to be able to connect to their classes (yes, we are lucky enough to be able to sort of afford it and I understand that most people in my country don’t have that luxury, but that does not demerit our willingness to further invest in things we didn’t need before Covid-19).

And I’m not just talking about these things to gloat about my wife and my resourcefulness. I am sure that we’ve ALL been going through some version of this transformation. We’ve had to transform our management models, revamp our strategic plans, developed new communication channels, streamline budgets, work on team morale and in many cases, take tough choices regarding people. Did I mention all of this has been done while kids all over the world continued to poorly play their damn high-pitched recorders in the room next door?

So no, I’m not sorry if in the middle of a status report meeting my little girl walks in to kiss me on the cheek and tell me she loves me. I’m not sorry for my son asking if I can clarify a math problem if that means stepping away from my computer for 10 minutes in the middle of reviewing a sales proposal. I’m not sorry for not meeting an arbitrary deadline on the delivery of a TV spot script if that delay meant I was able to schedule a zoom call with my marketing team with the sole purpose of sharing a beer with them and check up on their mental and emotional health and spirits.

I’m not sorry for opening up a window into my non-perfect, cluttered, disorganized, chaotic, noisy and very real home. I love my home and every member of it and anyone who is allowed in it is also welcome with warmth and a smile, so at the very least they should enjoy it… even if it does mean our conversation might be interrupted by a door-to-door salesman or dog barking once in a while.

Our work and personal lives are no longer compartmentalized. Personal privacy and divided schedules took a hit as a means to keep us going. No matter how great they are and especially with younger kids, school teachers are going to need us more involved than before in this new educational model (at least while kids get used to it and probably for as long as it lasts). These are just facts of life and we can sulk about them or we can keep going and be proud of how we’re been able to figure things out. This is one of those glass half empty/half full situations. It’s not a perfect time.

The way I see it and at least from where I stand, we’re not coasting or using Covid as an excuse to be lazy or underperform. We’re surviving and doing a damn good job at it. Can we do better? Sure. Are we going to continue trying to do better and further adapt? No question. Is it going to be messy? Quite enjoyably so.

Don’t be sorry. Be proud.

Brindando a la distancia

Standard

Llevamos un poco más de 10 días aplicando distanciamiento social. En la oficina, hoy cumplimos la semana de haber implementado home office completo.

Tengo la suerte y orgullo de liderar a un equipo de siete talentosos compañeros y compañeras, actualmente residiendo en dos ciudades distintas. Coordinar acciones a distancia no es algo nuevo para nosotros e incluso contamos con esquemas de flex time y home office que desde hace ya bastante tiempo nos permiten en caso de requerirlo, tomar un día de la semana cada uno para trabajar desde casa. Sin embargo, ESTE home office es considerablemente distinto por múltiples razones, las más significativas de ellas siendo:

  • TODOS estamos en Home Office (en lugar de una persona a la vez)
  • Los niveles de estrés alrededor de la pandemia y la carga adicionada de trabajo suma al reto.
  • Estamos en Home Office al mismo tiempo que nuestras parejas e hijos, lo que significa mayor cantidad de distractores y necesidad de compartir los recursos (entre ellos la preciada velocidad del wifi)

Mi equipo de MKT y Diseño en esta primer semana en que se está adaptando a esta nueva realidad del trabajo 100% remoto, también se enfrentó a varios bomberazos, relacionados con la necesidad de generar materiales de urgencia para nuestros clientes. Enfrentamos la curva del cambio al mismo tiempo que una serie de necesidades inminentes. Dormimos poco y entregamos mucho. Como lo comentó una las personas del equipo, “es probablemente la semana que más horas he trabajado”.

Quienes me conocen, saben que el tema de liderazgo me apasiona y entienden que disfruto mucho de entusiasmar a mi gente y conectar en persona. Mucho de mi estilo de liderazgo tiene que ver con ESTAR. Siempre busco que en mis equipos existan flujos de comunicación abierta y que podamos motivarnos los unos a los otros, trabajando en conjunto para lograr nuestros objetivos. Me gusta que mi equipo sepa que pueden apoyarse conmigo. Me importa que mis compañeros cuenten con el tiempo y los recursos necesarios para hacer su trabajo de la mejor manera, incluyendo el importante recurso del tiempo y su balance de vida (el burnout es un obstáculo para la productividad, no una medalla a la dedicación). Esta semana, trabajando a distacia, TODAS estas condiciones de trabajo que busco garantizar, se vieron amenazadas por las dificultades que tiene lograr conexiones significativas a través de comunicaciones vía email, textos y voice notes de Whatsapp, especialmente en una época de alta ansiedad y constantes cambios de señal.

Anoche trataba de dormirme pero esta situación me tenía intranquilo. Además, me preocupaba saber cómo estaba cada uno de los miembros de mi equipo. Me interesaba saber cómo estaban lidiando con la incertidumbre, con sus preocupaciones y con sus obstáculos personales y profesionales. Sin otro afán que el deseo de que esto le sirva a alguien más, quisiera platicarles brevemente de lo que hice para atender esta intranquilidad.

A la 1:30 de la mañana, como última cosa que hacer antes de irme a dormir y porque en ese momento se me ocurrió, envié un Meeting Request a todo mi equipo. El subject decía “Brindis Semana 1”, el cuerpo del mensaje incluía una liga de Microsoft Teams para videoconferencia y en la descripción los invité a que antes de unirse a la sesión, se sirvieran su trago de elección. No había agenda, objetivo planteado, pre-reads ni talking points.

A raíz del home office incrementamos la frecuencia de nuestras juntas de gestión para estar más al tanto y mejor coordinados entre todos, pero esta sería una sesión completamente distinta…

Dio la hora de la reunión el día de hoy y todos nos conectamos a la plataforma. Les pedí que encendieran sus cámaras, lo cual despertó algo de nerviosismo ante algunos de los compañeros que desde su casa no habían sentido la necesidad de peinarse previo a la junta… pero era importante que no sólo nos escucháramos sino que pudieramos VERNOS. Es sumamente dificil hacer vínculos emocionales y conectar con una foto de perfil en una ventana de videoconferencia.

No alt text provided for this image

 

Durante casi una hora, estuvimos platicando sin una agenda formal de trabajo, tareas, deadlines y responsabilidades. El menú de bebidas incluyó un amplio panorama que incluyó vasos de agua, limonadas con whiskey, cervezas, refrescos y tequila (no todo el equipo comparte mi gusto por los brebajes etílicos). En este espacio hablamos de cómo nos sentíamos trabajando a distancia, reflexionamos sobre la suerte de poder estar laborando de esta manera porque nuestras funciones nos lo permiten, nos preguntamos respecto a familiares y amigos, nos deseamos salud y bienestar, compartimos buenas noticias y planes para seguir aportando valor desde nuestra trinchera al negocio. Nuestras conversaciones parecían más un catch up entre amigos que una sesión laboral entre colegas.

Yo me conecté desde el cuarto de mi hijo, que ahora durante el día se transforma en mi oficina y espacio de concentración. Una compañera pudo conectarse desde su sala/comedor y tuvimos el gusto de ver a su abuela pasar en medio de la reunión. Contamos con la presencia de una colega que está en su maternity leave, pero que quiso conectarse para saludar a todos. Vinieron un par de mascotas a regalarnos sonrisas y pasé el reporte de la salud de nuestra colección de cactáceas de la oficina, que temporalmente están viviendo conmigo ya que si las hubiéramos dejado en la oficina, seguramente no sobrevivirían a la pandemia.

No alt text provided for this image

 

Terminamos la sesión brindando por la salud de cada uno de nosotros, por nuestra resiliencia, nuestras capacidades y ánimos reafirmados. Ese Don Julio 70 nunca había bajado con tanta facilidad… Cerré la semana con la tranquilidad de haber dado algunas palabras de aliento al equipo, de haber podido, aunque fuera a través de una plataforma tecnológica, ESTAR ahí para ellos. Pude agradecerles por sus esfuerzos y contagiarme de su entusiasmo, que después de una semana sumamente demandante, también necesitaba del boost que recibió a través de nuestro intercambio.

Me siento mucho mejor que lo que me sentía anoche.

La invitación a los líderes de equipo es entonces, a que además de asumir el reto de asegurar la productividad mientras implementan las políticas y acciones que hayan definido para hacer frente a la pandemia, no olviden atender el factor humano y encontrar otras formas de seguir alimentando la convivencia. Recordemos que nuestros equipos están lidiando con condiciones nuevas… van a estar intranquilos. Van a tener dudas, incomodidades y dolencias. Van a extrañar su ambiente de trabajo y sus rutinas y van a necesitar atender esto. No todo es seguimiento a tareas y KPIs. Un equipo desmotivado, golpeado anímicamente o sin visión y guía, no puede operar (ni a distancia ni presencialmente). Ante las presiones que enfrentamos en tiempos retadores, es muy fácil poner en segundo plano el factor humano y el importante rol de ESTAR para ellos.

El ciberbrindis ya está en agenda para repetirse el próximo viernes y se sumará a nuestros touchpoints como equipo, así tal cual lo tuvimos hoy: sin agenda, sin lista de tareas a revisar ni resultados a evaluar. Simplemente para estar… y creo que se quedará incluso después de que hayamos superado la contingencia de Covid-19. Si ustedes no han considerado aún este tipo de touchpoints, los invito a hacerlo. Créanme, que aunque parezca un acto insignificante, vale la pena y hace una diferencia.

Gracias por leerme y espero estas líneas les hayan sido de provecho.

Arjan

P.S. En caso de que alguien de mi equipo lea esto, aprovecho para reiterarles mi agradecimiento por el esfuerzo extra para adaptarse a esta nueva realidad al tiempo que mantenemos nuestros niveles de servicio y calidad de nuestros entregables. ¡Siguen siendo unos chingones!

La revolución digital nos hará libres

Standard

La industria 4.0 nos permite dedicar tiempo a las funciones que generan verdadero valor para el negocio, potenciando la consecución de tareas repetitivas con el uso de tecnología y aumentando la productividad. 

La palabra “robot” viene del checo “robota”, que significa labores forzadas. Si reflexionamos sobre los orígenes de la palabra, podemos entender la forma idealista con la que nació esta tecnología, buscando sustituir aquellas tareas de menor valor, incluso, las que nos deshumanizan.

Desde el año 350 AC, Aristóteles en su obra “Política” predijo que los robots eventualmente sustituirían nuestras labores manuales. No, no te equivocas al leer “Aristóteles.” La automatización no es un concepto inventado en este o el siglo pasado. El filósofo de la antigua Grecia plasmó en la obra mencionada que “sólo existe una condición que permitirá que los amos no tengan esclavos: que cada uno de los instrumentos inanimados pueda hacer su propia labor, ya sea siguiendo una orden o por anticipación inteligente.”

Hoy, las predicciones de Aristóteles son una realidad. Es importante reconocer que no son el futuro, sino el presente. Los robots se suman a un elenco integrado por dispositivos móviles, plataformas IoTbig datay analítica avanzada, realidad aumentada, inteligencia artificial y machine learning, sistemas ciberfísicos, sensores inteligentes y la nube. La tendencia bautizada como industria 4.0 ha trastocado y revolucionado prácticamente todas las industrias y funciones. Quien no lo reconozca, se quedará atrás. Sirvan algunos ejemplos para mostrar el impacto de esta nueva forma de operar:

ADIÓS A LA PIZCA

2_1208010_eLa población a nivel mundial sigue creciendo y el reto de alimentar a la raza humana se vuelve cada vez mayor. Así como en su momento las revoluciones industriales pasadas sirvieron para elevar la productividad en el campo, reemplazando las herramientas rudimentarias con recursos motorizados, nuevas técnicas de siembra y uso de fertilizantes, hoy las granjas inteligentes están elevando la calidad del producto y productividad por hectárea de nuevo. La pesada función del trabajador agrícola en el campo está siendo reemplazada por robots agrícolas, reduciendo el error en la recolección y siendo mucho más efectivos en la identificación de plagas que el ojo humano. La tecnología IoT y el uso de GPS ya permite a los granjeros controlar tractores a distancia, monitoreándolos desde una torre de control. Los sistemas de irrigación ahora hacen uso de sensores para monitorear el nivel de humedad en la siembra e irrigar de manera mucho más efectiva que los sistemas tradicionales.

PAÍSES SIN EFECTIVO

loy2La tendencia hacia eliminar el uso de moneda física en nuestras transacciones del día a día es actualmente liderada por Suecia. En el 2017, tan solo el 15% de las transacciones en el país fueron hechas en efectivo. El uso de aplicaciones móviles como Swish, utilizado por más de 50% de la población en el país nórdico, facilita los intercambios entre personas y negocios. Además de las implicaciones en la transformación de modelos de negocio de los bancos y la eliminación de cajeros automáticos para dispensar efectivo, una economía paperless tiene efectos sumamente relevantes en términos de trazabilidad y la eliminación de la economía informal. Este tipo de aplicaciones ya están penetrando el mercado latinoamericano. La aplicación Dapp es ejemplo de ello y vislumbra un ritmo de adopción alto por la combinación de la penetración de smartphones en la región, la fácil vinculación con funcionalidades nativas de los teléfonos móviles como Wallet y las ventajas en términos de seguridad y resguardo de datos personales. Estas aplicaciones nos están librando de los riesgos e incomodidades de cargar con dinero en efectivo, de igual manera que las aplicaciones móviles de nuestros bancos han hecho la visita a la sucursal bancaria una distante memoria.

MARKETING Y FUNCIONES COMERCIALES

Una de las funciones más impactadas por la cuarta revolución industrial, es el marketing. Consideremos por mencionar algunos ejemplos, las siguientes verdades:

  • Touchpoints y momentos de verdad. Anteriormente, un brand manager enfocaba rodion-kutsaev-0VGG7cqTwCo-unsplashtodo su plan de MKT a mensajes dirigidos a un tipo de consumidor target, en formato unidireccional y sus puntos de contacto eran limitados a las posibilidades en el mundo ATL/BTL tradicional. Hoy los medios digitales han exponenciado los puntos de contacto bidireccionales (diálogo) con el consumidor final y se ha abierto el abanico a experiencias online/offline de verdadera omnicanalidad. La idea de esa gran campaña única ha quedado atrás y ha dado paso al desarrollo de experiencias segmentadas y personalizadas. Dicha personalización incluso se retroalimenta de los comportamientos y preferencias del consumidor, a través de datos biométricos recabados por wearables que van desde relojes y accesorios, a ropa y smart fabrics. Bienvenido al mundo del ultimate Customer Experience.
  • Spray and Pray versus Sniper Marketing. Si bien la inversión en ATL no va a desaparecer por completo, la apuesta por medios mucho más efectivos para acotar su público va al alza y esto genera cambios relevantes en la manera en que una marca invierte en publicidad. Para el 2022, el gasto publicitario en canales digitales superará al gasto en medios tradicionales. Si consideramos el costo unitario de un spot de 20” en TV abierta versus un video view en cualquier red social, nos damos cuenta que esta tendencia no sólo marca un switch entre canales, sino el hecho de que el volumen publicitario crece de manera exponencial gracias a los canales digitales. La disponibilidad de recursos DIY para producción audiovisual y generación de contenido y los bajos costos en la administración de canales digitales, aunados a la capacidad de segmentación en campañas digitales a través de sniper marketing, ha abierto el panorama publicitario a muchos más jugadores que a su vez, pueden desarrollar campañas mucho más robustas que en el pasado.
  • carlos-muza-hpjSkU2UYSU-unsplashPricing: analítica avanzada y crowdsourcing. En la concepción original de las famosas 5Ps (posteriormente ampliadas a 7) del marketing mix, pensar en precios significaba tener una revisión periódica de la realidad del mercado para hacer modificaciones estacionales, reaccionar a los cambios de precio del competidor y desarrollar promociones puntuales. La era de la digitalización ha trastocado el concepto de pricing completamente. A través de soluciones como Alexandría by Sintec, potenciados por la analítica avanzada y crowdsourcing, las limitantes de la visoria tradicional quedan atrás. El precio de lista se vuelve tan sólo una referencia y se fortalece el concepto de precios dinámicos y promociones inteligentes. El nuevo proceso es alimentado en tiempo real e incorpora variables antes no consideradas, tales como meteorología, tráfico y proximidad (sensores inteligentes), correlaciones de market basket analysis cruzadas con demográficos del shopper, etc. A su vez, la capacidad del retailer a reaccionar y ejecutar cambios en su oferta, se potencializa con el uso de anaqueles inteligentes ligados a sistemas de suministro, así como y sistemas de precios interconectados con torres de control. Atrás quedó esa imagen del empleado de piso reetiquetando precios en cada uno de los productos ante un cambio de precio, reemplazada ahora por un ejecutivo coordinando el display de precio en cientos o miles de sucursales del retail, desde la oficina matriz y desarrollando estrategias diferenciadas y alimentadas por analítica avanzada.

PROCESOS DE BACKOFFICE AUTOMATIZADOS

franck-v-jIBMSMs4_kA-unsplash.jpgEl uso de RPA (Robot Process Automation) para agilizar los procesos de negocio, como lo indica Roberto Palacios en Robots, una inversión del presente, reduce los costos de procesamiento hasta 80%; los tiempos de manejo operativo bajan en 40 por ciento, y se logra un ahorro de 30 por ciento en el equivalente a personas de tiempo completo (FTEs).

Además de hacerlo para clientes, en Sintec Consulting hemos hecho uso de esta tecnología internamente, incorporándola a varios de nuestros procesos de backoffice, incluyendo la gestión de pagos y proveedores, gastos de viaje, métricas de desempeño de servicio y dashboards comerciales. Las tareas repetitivas dejan de ser parte de la función de nuestro equipo de trabajo, permitiéndole enfocar su tiempo y esfuerzos en responsabilidades que generar mayor valor para la empresa.

Gracias a RPA, el día de hoy los empleados son liberados de tareas repetitivas en la forma de consultas, cálculos, transacciones y reporteo de alto volumen, como lo conceptualizaba Artistóteles hace casi 2400 años.

CADENAS DE SUMINISTRO INTELIGENTES Y VEHÍCULOS AUTOMATIZADOS

mein-deal-m0KaCYXjJjw-unsplashSon muy conocidos los ejemplos de automatización en los centros de distribución de gigantes como Amazon y Alibaba, en los que prácticamente todas las funciones son ejecutadas por robots que desplazan productos de punto A a punto B, empacan, etiquetan, estiban, almacenan y cargan a transportes. Aunque estos son los casos más avanzados, la implementación de soluciones de optimización de cadena de suministro, redes de distribución y logística inteligente que utilizan analítica avanzada, hoy está al alcance de medianas y grandes empresas y Sintec Consulting ha acompañado a las líderes de distintos segmentos a tomar estos pasos. Contar con este tipo de soluciones y herramientas, tales como SAP IBP, permite a las empresas reducir considerablemente el grado de error en los procesos de S&OP, reducir el riesgo, dar mayor visibilidad para la toma de decisiones y las habilita para poder reaccionar de manera más inteligente ante disrupciones en la cadena.

En temas relacionados, el mundo del transporte está evolucionando rápidamente con la introducción de vehículos autónomos, que ya pasan de proyectos piloto a sus primeras incursiones en el mercado. En 31 estados de Estados Unidos ya existe legislación vigente y/o una orden ejecutiva que permite el uso de vehículos autónomos.  Muy pronto veremos el rol de los choferes de trailer transformarse de una función riesgosa y cansada, separándolos de su casa por semanas completas, al monitoreo de múltiples unidades autónomas a la vez, desde un punto de control centralizado. Para aprender más sobre esta tendencia, recomiendo leer El futuro del transporte y su evolución, por Alfredo Ortega y Ana Karen De La Garza.

FASHION AI

garbo-choi-img-2636

Hasta el mundo de la moda empieza a incorporar bondades de la industria 4.0 y transformar la razón de ser de los diseñadores. Un equipo de MIT recientemente lanzó Glitch, una empresa que utiliza la inteligencia artificial interconectada a través de una red adversarial y alimentada por inputs del diseñador, para generar miles de propuestas de diseño de modas en función a tendencias en boga. El rol de creador y la propuesta original del artista no se elimina, simplemente es magnificada y catalizada por la tecnología, ahorrándole tiempo operativo y dándole más espacio para innovar.

NUEVOS EJEMPLOS DE LO ANTERIOR ESTÁN SIENDO CREADOS CADA DÍA…

Todos estos avances nos enfrentan a una verdad y un miedo: la verdad es que cada vez más contaremos con más tiempo disponible, liberados de las labores repetitivas y manuales. El miedo es que la automatización generará desempleo. Ambos conceptos están relacionados y por ende se pueden abordar en conjunto. ¿Qué vamos a poder hacer con nuestro tiempo? Habilitados por el conocimiento y las herramientas necesarias, tendremos la capacidad de innovar a un ritmo y volumen nunca antes vistos. Y aquí yace la clave y la manera en la que tenemos que enfrentar el miedo previamente descrito: nuestra fuerza laboral va a tener que aprender más y adquirir una serie de habilidades para navegar el mundo digital con las que hoy no cuenta. La alternativa de un ingreso básico universal, postulada por Elon Musk, hoy no perfila como la opción más viable y tenemos que prepararnos para un mundo en que no será una realidad. Existirán desplazados; y los desplazados se tendrán que re-ocupar y para ello, tendremos que re-aprender.

La buena noticia es que la educación está hoy mucho más accesible que en el pasado. Los formatos onlinede universidades, la proliferación de universidades de menor costo y buena calidad y programas híbridos online/offline abren el abanico de posibilidades para obtener títulos profesionales. Además, los sistemas educativos tradicionales son retados por modelos como el de iTunes University (y su transición a formato podcasts), que hoy incluye contenidos didácticos de distintas universidades entre ellas Harvard y un sinnúmero de fuentes de contenido académico curado, disponible de manera gratuita. Dicho sea de paso, hoy la mayor oportunidad en términos de generar acceso al aprendizaje y educación contínua, específicamente en el skillset 4.0, yace en las empresas.

Ante la inminente sequía de talento digital en el mercado laboral actual, las empresas necesitan incorporar dentro de sus planes de capacitación y desarrollo la formación digital si pretenden contar con el capital humano que los hará triunfar en la era digital. Un reciente estudio elaborado por CODESPA, reveló que 77% de las grandes empresas hoy no proporciona actividades formativas en competencias digitales a sus empleados.

Por una parte, este dato evidencia una importante necesidad, por otra y para quienes sean tan inteligentes como para capturarla, esto representa una poderosa oportunidad de utilizar una oferta educativa corporativa renovada para generar engagement, motivación y retención de talento, sobre todo en las nuevas generaciones. El cruce entre la digitalización y la gestión de talento en una realidad multigeneracional abre nuevas e importantes conversaciones ligadas al éxito del negocio.

Las empresas se están dividendo en dos grupos: las que están haciendo honor al origen de la palabra robot, liberando a sus empleados y habilitándolos para generar más valor, y aquellas que se resisten a hacerlo y limitan sus resultados. Sólo uno de los dos grupos permanecerá en los próximos años. Si estos temas, ejemplos y reflexiones no forman parte de las conversaciones estratégicas en tu empresa, es momento de preocuparte y ocuparte. En la época de Aristóteles, habría varias excusas para no reaccionar, pero casi 2,400 años después y viendo a los demás apresurar el paso, ¿cuánto más puedes esperar?

Publicación original en: https://sintec.com/p_innovador/la-revolucion-digital-nos-hara-libres/ 

Referencias:

2,190 y contando…

Standard

Calma, cordura, inteligencia, compromiso y muchos huevos.

Este país nos necesita y nos va a necesitar. La esperanza mesiánica irracional de las masas en muy poco tiempo se desinfla y se vuelve desilusión (los ejemplos de esto son demasiados, en México, en LATAM y en el mundo)… entendamos qué y quiénes somos los responsables de haber desilusionado tanto al país, que el mismo fuera vulnerable a otra venta de espejitos más. Entendamos las razones y ataquémoslas. Si no lo hacemos, Cuauhtémoc Blanco en 6 años…

Recordemos que cuando llegue el momento en que la burbujita truene (y va a llegar), muchas y muchos van a necesitar que los apoyemos en su regreso a la realidad. Como nos ha pasado en tantos otros momentos, nos vamos a tener que tender la mano, a apoyar, a darnos un abrazo y decir “sigamos adelante”.

En México hay MUCHO talento, mucho ingenio, mucha inventiva, mucho emprendimiento, mucha capacidad. México ha avanzado a pesar de sus gobernantes y lo seguirá haciendo si queremos que así sea y nos comprometemos con encontrar las formar de construir. Ningún Mesías falso lo va a hacer por nosotros.

Tienes derecho de encabronarte, de lamentarte, de seguir sintiendo ese malestar en la boca de tu estómago, porque te preocupa tu país, tu estado, tu ciudad, tu comunidad y tu familia… y sí, la incertidumbre está cabrona y no quiero ni pensar en lo que le va a pasar al peso mexicano en el corto plazo…

Pero quienes tenemos el privilegio de haber tenido acceso a una educación universitaria, quienes tenemos la capacidad analítica para tener prospectiva, quienes tenemos la mínima solvencia económica de no caer en la venta rapaz de un populismo que es la única luz de esperanza que les han dejado a las clases bajas de este país, NO TENEMOS DERECHO a claudicar. Y esto no lo dice un personaje imaginario en una bicicleta, lo dice un mexicano de verdad que quiere a su país y quiere verlo mejor.

Un presidente y su retórica no tienen derecho a robarte de tus ideas, de tus proyectos, de todos los planes que has diseñado y que estás ejecutando para seguir adelante. ¿Acaso te detuvo Peña? ¿Calderón? ¿Fox? ¿Salinas? Los obstáculos solo son diferentes… que bueno que tenemos la capacidad de adaptarnos y la seguiremos teniendo. Y seguiremos progresando a pesar de los gobernantes… a lo mucho, esto nos exige ser más creativos. Y si tenemos suerte, igual y este loco y su equipo hasta contribuyen en algo, pero no nos quedemos sentados esperando que así sea. No veo que tengamos razón para hacerlo y no la tendríamos si hoy estuviéramos viendo a Meade o a Anaya diciendo “Me canso, ganso”…

Calma, cordura, inteligencia, compromiso y muchos huevos.

2,190 y contando.

¡Ánimo!

Lead… authentically

Standard

In your personal life, authenticity is about being yourself regardless of social context. In business, it’s about walking the talk, being true to ethical principles and maintaining your personality and essence consistently. Traits of a true leader.

Espero estar del lado incorrecto de la historia – Por Carolina Cruz Garza

Standard

(English version below) Julio 2, 2018, Monterrey, N.L.

Desde chica, siempre me ha interesado la historia. Leo vorazmente sobre la historia del siglo XX particularmente la de Europa. Estudié Relaciones Internacionales por ser la carrera más afín a este interés. Al leer sobre la Revolución Francesa o la Segunda Guerra Mundial, siempre me imagino cómo sería vivir esos momentos históricos; me imagino en los zapatos de alguien que estaba del lado “ganador” de la historia. En los zapatos de un luchador revolucionario o de alguien que desde la resistencia se opuso al régimen de Hitler, o albergó a una familia judía.

Hoy, con el resultado de las elecciones de México, espero estar del lado “incorrecto” de la historia. Soy regiomontana, parte de una clase “privilegiada” que tuvo un punto de partida de mucha ventaja sobre el promedio de los mexicanos. Somos una familia unida, con oportunidad de dar la mejor educación y oportunidades a sus hijos. Tuve el privilegio de estudiar en los mejores colegios y universidades y de viajar y aprender diferentes idiomas. Sin embargo, en mi familia también se nos ha enseñado el valor del trabajo duro, de la dedicación y del esfuerzo. Nos enseñaron a no asumir nada y trabajar para merecer. Cuando le llamaba a mi abuelo los domingos siempre me preguntaba “¿Qué estás haciendo?”- si mi respuesta inmediata no era “Trabajando”, me decía “Hay que trabajar… ¡También comes en domingo!”.

Por eso soy parte de los millones de mexicanos que creemos que tener un líder con educación y conocimiento del mundo, con visión amplia y realista de nuestra realidad económica y de nuestra posición en el mundo, nos ayudaría a continuar por el camino del crecimiento económico (aunque fuera poco a poco). Soy parte de los millones, que quizás por los últimos 18 años, hemos votado por el “menos peor”. Soy de los millones de mexicanos que queremos creer que México progresa a pesar de sus gobernantes y gracias al esfuerzo de los millones de mexicanos que se levantan cada día a trabajar honestamente para sacar a sus familias adelante, en la iniciativa privada.

latin_americax_worldxs_leftist_leaders_support_mexicoxs_amlo.jpg_1718483346Hoy soy parte de los mexicanos que nos despertamos sorprendidos a un nuevo México.  No nos sorprende que haya ganado AMLO las elecciones y nos da gusto que el proceso democrático se haya llevado a cabo con relativo orden y una amplia participación ciudadana. Como todos los mexicanos, ya estamos hartos de la corrupción, la impunidad, la inseguridad, y el statu quo. Lo que sí nos sorprende y nos preocupa es el poder que hoy tiene AMLO y Morena en sus manos, porque como muchos mexicanos, no creemos en un mesías, y no olvidamos el pasado.  No olvidamos también los muchos movimientos que comenzaron por este mismo camino y la historia nos comprobó que al final fueron devastadores para el pueblo.

Hoy más que nunca me levanto con ganas de seguir trabajando y luchando por este México ideal. Mientras espero estar en el lado “incorrecto” de la historia, no me quedaré esperando. Seguiré trabajando para hacer cumplir este México que soñamos. Hoy más que nunca debemos mantener la guardia alta. No olvidemos que “El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente” (Lord Acton, Inglaterra). No dejemos que todo ese poder que ayer los mexicanos depositaron en Morena, se vuelva un arma en nuestra contra.

Hoy espero que AMLO, Morena y México me pongan del lado incorrecto de la historia, pero no me quedaré esperando. No dejaré de trabajar por el bien de mi país, de mi ciudad y de mi familia y los invito a hacer lo mismo. Sigamos adelante, apoyando donde haya buenas ideas y resistiendo activamente donde no.

Carolina Cruz Garza es es Lic. en Relaciones Internacionales con maestría en negocios europeos. Es mexicana, esposa de un mexicano y orgullosa madre de tres niños mexicanos. Carolina es consultora de negocios en materia de gestión del cambio y comunicación.

I HOPE TO BE ON THE WRONG SIDE OF HISTORY, By Carolina Cruz Garza.

July 2nd, 2018, Monterrey, N.L.

 

Ever since I was a small girl, I’ve always been a fan of history. I particularly love to read about 20th century European history. I studied International Relations in university because of this personal love for history.

When I read about the French Revolution or World War II, I always imagine how it would have been like living through these historical times. I imagine what it must have felt like to be on the “winning” side of history and I put myself in the shoes of a courageous revolutionary, a member of the resistance against Hitler’s regime or one of the brave people who harbored Jewish families during the Holocaust putting their own lives at risk because they knew it was the right thing to do.

After witnessing the results of Mexico’s 2018 presidential elections, today I hope to be in the “wrong” side of history. I come from Monterrey and I am part of a “privileged” class with much more than an upper hand versus the average Mexican citizen. I am part of a tightly knit family which has been able to give its kids access to quality education and opportunities. I’ve had the privilege of studying in the best schools and universities, I’ve traveled around the world and enjoyed learning different languages. While I don’t deny having this privilege, I am also part of a family which teaches the value of hard work, dedication and effort. I’ve been taught never to assume anything and to work hard to deserve what I achieve. When my grandfather was still alive, I would call him on Sundays and he would always ask “what are you doing?”… If my immediate answer was not “working, grandpa”, I would be met with an emphatic “You should be working even if it’s Sunday. You still eat on Sunday, don’t you?”

I am one of the millions of Mexicans who believe that in order to further our economic development, we should have a knowledgeable leader, with a developed world view, a wide vision and real understanding of our economic reality and our role in the global stage. I am one of the millions of Mexicans who, at least for the last 18 years, have voted for “the least worst candidate.” I am one of the millions of Mexicans who want to believe that Mexico can advance despite its government representatives and thanks to the efforts of millions of Mexicans who wake up every day and pour their hearts out to keep their families afloat, doing honest work within the private sector.

Today, I am one of the millions of Mexicans who woke up in amazement and facing a new version of Mexico. We are not amazed that López Obrador won and we’re actually grateful and proud that we went through a relatively peaceful electoral process with ample civic participation. Like all Mexicans, we are fed up with the rampant corruption, impunity, insecurity and status quo. What is amazing and quite frankly, worrying, is the amount of power that López and his party Morena, now hold (having locked in large portions of the upper and lower house of Congress). Like many Mexicans, I don’t believe in the messianic presidential figure and I don’t forget the past. I also don’t forget about similar “movements” which went down similar paths to the one being drawn by López and which resulted in devastation and misery for the people.

Today, more than any other day, I woke up with a will to keep working and fighting for a better, even ideal Mexico. While I hope to be on the “wrong” side of history, I don’t intend to wait for it. I will keep working for the Mexico we’ve dreamed about and want for our children. Today, more than ever, we need to keep our guards up, lest we forget that “power tends to corrupt and absolute power corrupts absolutely” (Lord Acton, UK). It is our responsibility to ensure that all the power that a voting majority of Mexicans gave to Morena yesterday, does not become a weapon against our country.

Today I hope López, Morena and Mexico place me in the wrong side of history, but I don’t intend to wait for it. I will not stop working for my country, my city and my family and I hope you don’t either. Let’s keep moving forward, providing support to good ideas and actively resisting bad ones.

Carolina Cruz holds a masters in European Business and a BA in International Relations. She is a Mexican woman, married to a Mexican man and the proud mother of three Mexican kids. Carolina is a business consultant specializing in Change Management and Communication.

México necesita aprender a ganar

Standard

Todavía se siente la alegría en todo México. El domingo pasado, logrando un resultado histórico, el equipo de fútbol de México le ganó por primera vez al equipo alemán, actual campeón del mundo. Aun en medio de uno de los periodos electorales más divisores de nuestra historia, en la penumbra de incertidumbre política y económica, plagados de problemas sociales en diferentes focos en el país, los mexicanos tuvimos un momento unificador de júbilo cuando el árbitro por fin pitó el final del partido. Nos colgamos de una afición compartida, por más trivial que sea, para orgullosamente celebrar ser mexicanos. Las gargantas se desgarraron con la emoción, la cerveza nos salpicó y sonreímos… pero también dejamos ver (y ante todo el mundo) que estamos muy lejos de saber ganar de manera correcta y respetuosa.

A continuación comparto algunas razones por las que creo que México necesita aprender a ganar:

  • Porque hay que tener sangre fría y analizar las circunstancias por las que ganamos. Alemania nos superó en lo físico en todo momento. No estaban acalambrados y no se veían cansados mientras que de manera muy honorable pero al mismo tiempo dejando en claro que no estamos cerca de ellos en términos de desarrollo de deportistas de alto desempeño, nuestros seleccionados tuvieron que exigirse mucho más para mantener el liderazgo mínimo de un gol y aferrarse a la ventaja mínima con las uñas. Alemania nos superó en posesión de balón y en tiros a gol. Nosotros corrimos con suerte y con un protagonismo notable de Memo Ochoa. El arquero de Alemania prácticamente no figuró en primer cuadro de ninguna cámara porque nuestras llegadas fueron pocas y las que eran claras de gol, no las supimos definir. No quiero menospreciar la hazaña pero deberíamos de ser honestos y celebrar que fuimos afortunados más que contundentes. De no haber sido así, el nerviosismo durante todo el segundo medio tiempo y los últimos momentos en que gritábamos “¡Ya pítale, árbitro!” no se hubieran dado.
  • Porque es sólo un partido en la fase de grupos. Sí, es el rival que en papel pinta más difícil y es excelente que se haya logrado este resultado, pero estamos festejando como si ya estuviera asegurado el pase a la siguiente ronda o si fuera una semifinal. Fue un partido, el primero de ellos. En el grupo F hay dos naciones que históricamente se han ganado respeto y no deben ser menospreciadas. Aún con esta importante derrota, Alemania es Alemania y Suecia no es un rival débil. Además, la arrogancia con la que Juan Carlos Osorio, Marco Fabián, Raúl Jiménez, Andrés Guardado y otros han tomado la victoria contra Alemania, fácilmente puede llevar a menospreciar a Corea del Sur como enemigo. Hay que ver las cosas en su debida proporción. Se ganó un juego y todavía falta mucho. Leer en diferentes periódicos el hecho de que después de un gol, el Chucky Lozano ya podría pensar en migrar al Barcelona pone en evidencia la urgencia de poner las cosas en perspectiva.
  • Porque hemos puesto en evidencia que no sabemos celebrar de manera responsable. ¿Por qué aplaudimos y nos compartimos por whatsapp de manera cómica videos de mexicanos portando los colores nacionales haciendo el ridículo en la nación anfitriona del mundial? ¿Por qué nos reímos al ver la manera en que los mexicanos hacen daños a propiedad pública en Rusia porque están “felices”? ¿o al ver mexicanos que han tomado en exceso, peleándose con otras personas en plazas públicas? Nos debería de dar un poco de pena el hecho de que en una celebración que debe de unirnos como naciones, nosotros somos “el borracho ridículo”
  • Porque hemos puesto en evidencia que no sabemos celebrar de manera respetuosa y con humildad. Creemos que meterle un gol a Alemania nos da permiso de gritarle PUTO a su portero y salir a las calles en Rusia a vulgarmente gritar que a Alemania “le tocó la de Zague”. Creemos que tenemos derecho de tomar la bandera de un contrincante que nos jugó limpio y quemarla. Nuestros “genios mercadólogos” se atribuyen el derecho de burlarse de los alemanes diciendo que “probaron el chile nacional” (sí, te señalo a ti, Ancho Reyes) o diciendo que los mexicanos “tenemos más huevos” (Tecate)… seguro hay miles de ejemplos más pero no vale la pena ni buscarlos. Que ridículos nos vemos con esa actitud de “me la pelan y soy bien chingón” cuando sólo ganamos un partido y durante los últimos 55 minutos del mismo nos la pasamos rezando que no pasara lo que todos sabíamos que era probable que pasara. Nos caería muy bien un gramo de humildad… sólo un gramo. El buen ganador sabe reconocer y valorar a sus contrincantes. Humillar no nos hace mejores y mucho menos cuando no tenemos las tablas para hacerlo. Nos mostramos novatos, débiles e infantiles.
  • Porque si nuestra niñez tiene pocos héroes, los que tiene deberían mantenerse a estándares más altos. Si bien respondiendo a morbo y sensacionalismo en muchas ocasiones, creo que de raíz es correcto recriminar y señalar como inaceptable la indisciplina mostrada por la Selección Nacional previo al inicio del mundial. Cuando nos desilusionamos y enojamos con los futbolistas por asistir a una fiesta con escorts, estábamos en lo correcto. Un deportista que porta los colores de su país, lo representa y esto debería de ser razón de orgullo. Suficiente razón para saber que debe asumir un compromiso hacia su nación y conducirse a la altura de un profesional. Cuando Andrés Guardado justificó el acto diciendo “Antes de jugadores de futbol somos personas y como personas tenemos derecho a hacer con nuestras vidas lo que queramos en los tiempos libres”, recibió el respaldo de su Director Técnico. ¡Ridículo! Le deberían de haber quitado el micrófono en cuanto esas palabras salieron de su arrogante boca. Como figuras públicas y representantes de México ante el mundo, los seleccionados nacionales deberían de ser más responsables y los deberíamos empujar a serlo, pero después del resultado ante Alemania, todo está perdonado. Las escorts quedaron en el olvido… es más, cómicamente decimos “mándenles más”, atribuyendo el resultado a su indisciplina. Que rápidos somos para olvidar después de un gol.

Ojalá México siga ganando y logre mucho en este mundial. Después de ver como asumimos la victoria contra Alemania, me queda claro que necesitamos tener mucha más práctica para aprender a ganar.

¿Por qué Reto #42xMx?

Standard

Si nos conocemos, es probable que estos últimos días te haya buscado directamente o te hayas enterado del Reto #42xMx. Platicando sobre el tema, un amigo me preguntó hace un par de días “¿por qué lo estás haciendo?” y ante su duda, que puede que tú también tengas, decidí escribir estas líneas dando algunas respuestas. Pero antes, para quienes no sepan qué es Reto #42xMx, la siguiente breve explicación:

Reto_42xMx_TEASERReto #42xMx es una campaña en donadora.mx/projects/42xmexico que lancé para recaudar fondos y contribuir al trabajo de una organización llamada Enseña por México. La meta es reunir $115,000 pesos mexicanos antes del 7 de diciembre, 2017 y así, lograr beneficiar a más de 120 niños dándoles acceso a educación de calidad a través del modelo transformacional de ExM.

Ahora, ¿por qué hacerlo? Las razones son muchísimas pero te comparto las principales y te pido que si alguna de ellas te hace clic, consideres apoyar el reto donando hoy la cantidad que puedas donar. No hay mínimos y cualquier aportación que puedas hacer, será importante para llegar a la meta.

Mis razones para Reto #42xMx:

  • Estoy seguro que si mejoramos la educación en el país, abrimos puertas a que mejoren y se superen MUCHOS de los males y necesidades que tenemos en México. La educación de calidad es un motor de desarrollo, una herramienta de superación y un vehículo a la civilidad.
  • El trabajo de Enseña por México hace la diferencia y genera un impacto REAL. Tengo la suerte de haber visto personalmente la forma en que el modelo funciona. Los niños y jóvenes que se benefician del modelo de ExM obtienen herramientas que les permiten romper barreras y acceder a un mejor futuro personal y profesional.
  • Los fondos de Reto #42xMx se destinarán de manera íntegra a los programas tras cubrir la cuota de la plataforma donadora.mx. El dinero no se irá a arcas y “gastos administrativos” de nadie ni se insertará en el gasto público destinado a la educación. Serán fondos utilizados para cubrir los costos directos de traer educación de calidad a las zonas en las que Enseña por México trabaja a través de sus PEMs (Profesionistas Enseña por México).
  • Donde naces no debería de determinar el nivel de educación que recibes. Creo que esto es indiscutible y el acceso a una buena educación debería ser un derecho inalienable en un país como el nuestro.
  • Quiero ser un ejemplo para mis hijos. Quiero que aprendan el valor que existe en lo posible cuando las personas se unen por un fin. Quiero sembrar en ellos un valor cívico y que entiendan la responsabilidad que tú y yo tenemos, que todos tenemos, de mejorar nuestro entorno.
  • Quiero superar obstáculos y me inspira ver a otros hacerlo. Mi meta de correr un maratón puede parecer insignificante para muchos pero para mí, ha sido una batalla por lograr lo que alguna vez pensé imposible. Y cuando te topas con algo así, es valioso armarte de razones más relevantes que las tuyas para superar tu meta. Es importante tener propósitos más grandes que uno mismo. Cada niño que se beneficia del trabajo de Enseña por México, recibe mejores armas para superar los obstáculos que la casualidad de haber nacido en ciertas circunstancias le ha puesto en su vida.
  • Pensar en cambiar el mundo puede parecer ilusorio e idealista. Los problemas son muchos, las necesidades enormes y es muy fácil dejar que esto nos abrume. Y sí, ante esto, es muy fácil no hacer nada. Pero, ¿dónde estarías si cada persona que en algún momento te ha tendido la mano hubiera decidido no hacer nada? Sé que Reto #42xMx no va a resolver el problema de la educación en México por sí mismo y en su totalidad. Sin embargo, lograr la meta de este reto será sustituir la indiferencia ante la vida de más de 120 niños del país con brindarles una mejor oportunidad y si yo puedo lograr eso, ¿por qué no intentarlo?
  • Lo increíble del crowdfunding, es que hace que la suma de pequeños esfuerzos logre grandes cosas. No necesitamos donar cientos de miles de pesos cada uno. Es la suma de las generosas posibilidades de cada uno de nosotros, la que hace la diferencia.
  • Ayudar y contribuir a mejorar las cosas que te importan, alimenta el espíritu. Creo que ante la difícil coyuntura político-económica y la erosión social a la que hoy nos enfrentamos, URGE alimentar el espíritu. Urge acordarnos de lo que es realmente importante y tendernos la mano.
  • Si logramos llegar a la meta de recaudación JUNTOS significará que no sólo pudimos llegar a un monto, sino que MUCHAS personas se enteraron del gran trabajo que hace Enseña por México y si por alguna razón hoy no contribuyeron, mañana a través de otra campaña u otra vía, estarán más abiertos a hacerlo. Y si en un par de años ExM ha logrado impactar positivamente a más de 60 mil niños y jóvenes del país, ¡imagina lo que podrán lograr si más personas los ayudamos a elevar la calidad de la educación en México!

¿Quieres ayudarme?  

  1. Dona lo que puedas en: http://donadora.mx/projects/42xmexico ¡Sólo tenemos hasta el día 7 de diciembre!
  2. Comparte este post y/o los materiales de la campaña que están en https://www.facebook.com/Reto42xMx/

¡GRACIAS!

Todo Amor, Cero Odio.

Standard

postren

A un año de decirte adiós cuando sigo sin comprender por qué lo tendríamos que haber hecho, te extraño mucho hermanito.

No pensé que así sería, sobre todo por el poco tiempo en el que pude compartir momentos contigo. Sólo un par de años de intercambiar palabras, pensamientos, ideas, proyectos y sueños… un par de años de tu amistad que sin sentido llegó a una abrupta interrupción (porque a su fin, nunca). Un par de años de aprenderte tanto.

Ilógicamente guardo tu contacto en mi teléfono móvil, como si eso fuera a hacerlo sonar de nuevo y pudiéramos tener sólo una plática más.

De manera mucho más lógica guardo el recuerdo del gusto de cada vez que nos vimos, del entusiasmo que me contagiaste, de las palabras de aliento que me diste cuando las necesité y de los momentos en que sonreímos. Y como me lo dije hace un año y hoy lo reitero, eso NADIE nos lo robará.

Si alguien creyó que apagaba tu luz, que equivocado estaba. Hermanito, sólo te magnificaron e hicieron que tu sonrisa fuera eterna.

Duele extrañarte pero festejo el hecho que al haberte conocido, tengo tanto de ti que extrañar. Y como tú tantas veces, hoy aunque cueste, sonrío.

Te quiero, Renato.

#TACO

Comparto estas breves líneas en tributo a un gran ser humano, porque sé que harán eco en quienes tuvimos el gusto y honor de conocerlo. A todos ustedes, amigos, mi más fuerte abrazo hoy. Su sonrisa para SIEMPRE.

Después del temblor…

Standard
Después de afortunadamente tener contacto o seña a través de terceros que mis familiares y amigos en las zonas afectadas por el temblor del 19 de septiembre están bien, después de reunir ropa, material médico y víveres y llevarlos a un centro de acopio, después de ayudar a una persona sin celular a tratar de contactar a su hermana, después de donar lo que puedo a los Topos y a la Cruz Roja, el sentimiento de frustración y vacío permanece.
 
Ese sentimiento de desamparo, de ineptitud al no poder hacer más por tantas hermanas y hermanos que están pasando por esta pesadilla y sufrimiento, no lo comparto para recibir palmadas de espalda ni felicitaciones por tener sentido humano y solidaridad. Lo comparto porque me doy cuenta que así nos estamos sintiendo MUCHOS que quisiéramos estar más cerca y ayudar directamente. Y es porque es en los momentos más difíciles que dejamos atrás nuestras diferencias y aflora lo mejor de cada uno de nosotros.
 
Se los digo con mucho amor, ESO que estamos sintiendo, es importante. Es importante ahorita porque se vuelve un motor de acción que nos permite brincar de los Likes a verdaderas decisiones y verdaderos compromisos que generan cambios reales. Genera donativos, hace que los camiones salgan de los centros de acopio y nos conecta en una mano cadena virtual hasta las zonas del desastre.
 
Es importante porque si bien este sentimiento no remueve los escombros ni encuentra víctimas, alienta a nuestros hermanos mexicanos que sí están ahí y les da un poco más de empuje para seguir haciendo lo imposible por rescatar a más mexicanos. Son increíbles y verdaderamente admirables.
 
Es importante porque desde los distintos rincones del mundo en que nos encontramos, le grita a nuestros connacionales que no están y no los vamos a dejar solos.
 
Y es importante porque estoy seguro que en un futuro muy cercano habremos librado esta tragedia y las cosas volverán a cierto grado de “normalidad”… y será importante RECORDAR que así como lo hicimos en 1985 y lo hacemos ahora, está dentro de cada uno de nosotros la capacidad de hermanarnos y trabajar juntos para salir adelante como país y comunidad. México será GRANDÍSIMO cuando no tengamos que tener una tragedia encima de nosotros para tendernos la mano uno a otro.
 
Abrazo a todos,
 
Arjan Shahani