Brindando a la distancia

Standard

Llevamos un poco más de 10 días aplicando distanciamiento social. En la oficina, hoy cumplimos la semana de haber implementado home office completo.

Tengo la suerte y orgullo de liderar a un equipo de siete talentosos compañeros y compañeras, actualmente residiendo en dos ciudades distintas. Coordinar acciones a distancia no es algo nuevo para nosotros e incluso contamos con esquemas de flex time y home office que desde hace ya bastante tiempo nos permiten en caso de requerirlo, tomar un día de la semana cada uno para trabajar desde casa. Sin embargo, ESTE home office es considerablemente distinto por múltiples razones, las más significativas de ellas siendo:

  • TODOS estamos en Home Office (en lugar de una persona a la vez)
  • Los niveles de estrés alrededor de la pandemia y la carga adicionada de trabajo suma al reto.
  • Estamos en Home Office al mismo tiempo que nuestras parejas e hijos, lo que significa mayor cantidad de distractores y necesidad de compartir los recursos (entre ellos la preciada velocidad del wifi)

Mi equipo de MKT y Diseño en esta primer semana en que se está adaptando a esta nueva realidad del trabajo 100% remoto, también se enfrentó a varios bomberazos, relacionados con la necesidad de generar materiales de urgencia para nuestros clientes. Enfrentamos la curva del cambio al mismo tiempo que una serie de necesidades inminentes. Dormimos poco y entregamos mucho. Como lo comentó una las personas del equipo, “es probablemente la semana que más horas he trabajado”.

Quienes me conocen, saben que el tema de liderazgo me apasiona y entienden que disfruto mucho de entusiasmar a mi gente y conectar en persona. Mucho de mi estilo de liderazgo tiene que ver con ESTAR. Siempre busco que en mis equipos existan flujos de comunicación abierta y que podamos motivarnos los unos a los otros, trabajando en conjunto para lograr nuestros objetivos. Me gusta que mi equipo sepa que pueden apoyarse conmigo. Me importa que mis compañeros cuenten con el tiempo y los recursos necesarios para hacer su trabajo de la mejor manera, incluyendo el importante recurso del tiempo y su balance de vida (el burnout es un obstáculo para la productividad, no una medalla a la dedicación). Esta semana, trabajando a distacia, TODAS estas condiciones de trabajo que busco garantizar, se vieron amenazadas por las dificultades que tiene lograr conexiones significativas a través de comunicaciones vía email, textos y voice notes de Whatsapp, especialmente en una época de alta ansiedad y constantes cambios de señal.

Anoche trataba de dormirme pero esta situación me tenía intranquilo. Además, me preocupaba saber cómo estaba cada uno de los miembros de mi equipo. Me interesaba saber cómo estaban lidiando con la incertidumbre, con sus preocupaciones y con sus obstáculos personales y profesionales. Sin otro afán que el deseo de que esto le sirva a alguien más, quisiera platicarles brevemente de lo que hice para atender esta intranquilidad.

A la 1:30 de la mañana, como última cosa que hacer antes de irme a dormir y porque en ese momento se me ocurrió, envié un Meeting Request a todo mi equipo. El subject decía “Brindis Semana 1”, el cuerpo del mensaje incluía una liga de Microsoft Teams para videoconferencia y en la descripción los invité a que antes de unirse a la sesión, se sirvieran su trago de elección. No había agenda, objetivo planteado, pre-reads ni talking points.

A raíz del home office incrementamos la frecuencia de nuestras juntas de gestión para estar más al tanto y mejor coordinados entre todos, pero esta sería una sesión completamente distinta…

Dio la hora de la reunión el día de hoy y todos nos conectamos a la plataforma. Les pedí que encendieran sus cámaras, lo cual despertó algo de nerviosismo ante algunos de los compañeros que desde su casa no habían sentido la necesidad de peinarse previo a la junta… pero era importante que no sólo nos escucháramos sino que pudieramos VERNOS. Es sumamente dificil hacer vínculos emocionales y conectar con una foto de perfil en una ventana de videoconferencia.

No alt text provided for this image

 

Durante casi una hora, estuvimos platicando sin una agenda formal de trabajo, tareas, deadlines y responsabilidades. El menú de bebidas incluyó un amplio panorama que incluyó vasos de agua, limonadas con whiskey, cervezas, refrescos y tequila (no todo el equipo comparte mi gusto por los brebajes etílicos). En este espacio hablamos de cómo nos sentíamos trabajando a distancia, reflexionamos sobre la suerte de poder estar laborando de esta manera porque nuestras funciones nos lo permiten, nos preguntamos respecto a familiares y amigos, nos deseamos salud y bienestar, compartimos buenas noticias y planes para seguir aportando valor desde nuestra trinchera al negocio. Nuestras conversaciones parecían más un catch up entre amigos que una sesión laboral entre colegas.

Yo me conecté desde el cuarto de mi hijo, que ahora durante el día se transforma en mi oficina y espacio de concentración. Una compañera pudo conectarse desde su sala/comedor y tuvimos el gusto de ver a su abuela pasar en medio de la reunión. Contamos con la presencia de una colega que está en su maternity leave, pero que quiso conectarse para saludar a todos. Vinieron un par de mascotas a regalarnos sonrisas y pasé el reporte de la salud de nuestra colección de cactáceas de la oficina, que temporalmente están viviendo conmigo ya que si las hubiéramos dejado en la oficina, seguramente no sobrevivirían a la pandemia.

No alt text provided for this image

 

Terminamos la sesión brindando por la salud de cada uno de nosotros, por nuestra resiliencia, nuestras capacidades y ánimos reafirmados. Ese Don Julio 70 nunca había bajado con tanta facilidad… Cerré la semana con la tranquilidad de haber dado algunas palabras de aliento al equipo, de haber podido, aunque fuera a través de una plataforma tecnológica, ESTAR ahí para ellos. Pude agradecerles por sus esfuerzos y contagiarme de su entusiasmo, que después de una semana sumamente demandante, también necesitaba del boost que recibió a través de nuestro intercambio.

Me siento mucho mejor que lo que me sentía anoche.

La invitación a los líderes de equipo es entonces, a que además de asumir el reto de asegurar la productividad mientras implementan las políticas y acciones que hayan definido para hacer frente a la pandemia, no olviden atender el factor humano y encontrar otras formas de seguir alimentando la convivencia. Recordemos que nuestros equipos están lidiando con condiciones nuevas… van a estar intranquilos. Van a tener dudas, incomodidades y dolencias. Van a extrañar su ambiente de trabajo y sus rutinas y van a necesitar atender esto. No todo es seguimiento a tareas y KPIs. Un equipo desmotivado, golpeado anímicamente o sin visión y guía, no puede operar (ni a distancia ni presencialmente). Ante las presiones que enfrentamos en tiempos retadores, es muy fácil poner en segundo plano el factor humano y el importante rol de ESTAR para ellos.

El ciberbrindis ya está en agenda para repetirse el próximo viernes y se sumará a nuestros touchpoints como equipo, así tal cual lo tuvimos hoy: sin agenda, sin lista de tareas a revisar ni resultados a evaluar. Simplemente para estar… y creo que se quedará incluso después de que hayamos superado la contingencia de Covid-19. Si ustedes no han considerado aún este tipo de touchpoints, los invito a hacerlo. Créanme, que aunque parezca un acto insignificante, vale la pena y hace una diferencia.

Gracias por leerme y espero estas líneas les hayan sido de provecho.

Arjan

P.S. En caso de que alguien de mi equipo lea esto, aprovecho para reiterarles mi agradecimiento por el esfuerzo extra para adaptarse a esta nueva realidad al tiempo que mantenemos nuestros niveles de servicio y calidad de nuestros entregables. ¡Siguen siendo unos chingones!

La revolución digital nos hará libres

Standard

La industria 4.0 nos permite dedicar tiempo a las funciones que generan verdadero valor para el negocio, potenciando la consecución de tareas repetitivas con el uso de tecnología y aumentando la productividad. 

La palabra “robot” viene del checo “robota”, que significa labores forzadas. Si reflexionamos sobre los orígenes de la palabra, podemos entender la forma idealista con la que nació esta tecnología, buscando sustituir aquellas tareas de menor valor, incluso, las que nos deshumanizan.

Desde el año 350 AC, Aristóteles en su obra “Política” predijo que los robots eventualmente sustituirían nuestras labores manuales. No, no te equivocas al leer “Aristóteles.” La automatización no es un concepto inventado en este o el siglo pasado. El filósofo de la antigua Grecia plasmó en la obra mencionada que “sólo existe una condición que permitirá que los amos no tengan esclavos: que cada uno de los instrumentos inanimados pueda hacer su propia labor, ya sea siguiendo una orden o por anticipación inteligente.”

Hoy, las predicciones de Aristóteles son una realidad. Es importante reconocer que no son el futuro, sino el presente. Los robots se suman a un elenco integrado por dispositivos móviles, plataformas IoTbig datay analítica avanzada, realidad aumentada, inteligencia artificial y machine learning, sistemas ciberfísicos, sensores inteligentes y la nube. La tendencia bautizada como industria 4.0 ha trastocado y revolucionado prácticamente todas las industrias y funciones. Quien no lo reconozca, se quedará atrás. Sirvan algunos ejemplos para mostrar el impacto de esta nueva forma de operar:

ADIÓS A LA PIZCA

2_1208010_eLa población a nivel mundial sigue creciendo y el reto de alimentar a la raza humana se vuelve cada vez mayor. Así como en su momento las revoluciones industriales pasadas sirvieron para elevar la productividad en el campo, reemplazando las herramientas rudimentarias con recursos motorizados, nuevas técnicas de siembra y uso de fertilizantes, hoy las granjas inteligentes están elevando la calidad del producto y productividad por hectárea de nuevo. La pesada función del trabajador agrícola en el campo está siendo reemplazada por robots agrícolas, reduciendo el error en la recolección y siendo mucho más efectivos en la identificación de plagas que el ojo humano. La tecnología IoT y el uso de GPS ya permite a los granjeros controlar tractores a distancia, monitoreándolos desde una torre de control. Los sistemas de irrigación ahora hacen uso de sensores para monitorear el nivel de humedad en la siembra e irrigar de manera mucho más efectiva que los sistemas tradicionales.

PAÍSES SIN EFECTIVO

loy2La tendencia hacia eliminar el uso de moneda física en nuestras transacciones del día a día es actualmente liderada por Suecia. En el 2017, tan solo el 15% de las transacciones en el país fueron hechas en efectivo. El uso de aplicaciones móviles como Swish, utilizado por más de 50% de la población en el país nórdico, facilita los intercambios entre personas y negocios. Además de las implicaciones en la transformación de modelos de negocio de los bancos y la eliminación de cajeros automáticos para dispensar efectivo, una economía paperless tiene efectos sumamente relevantes en términos de trazabilidad y la eliminación de la economía informal. Este tipo de aplicaciones ya están penetrando el mercado latinoamericano. La aplicación Dapp es ejemplo de ello y vislumbra un ritmo de adopción alto por la combinación de la penetración de smartphones en la región, la fácil vinculación con funcionalidades nativas de los teléfonos móviles como Wallet y las ventajas en términos de seguridad y resguardo de datos personales. Estas aplicaciones nos están librando de los riesgos e incomodidades de cargar con dinero en efectivo, de igual manera que las aplicaciones móviles de nuestros bancos han hecho la visita a la sucursal bancaria una distante memoria.

MARKETING Y FUNCIONES COMERCIALES

Una de las funciones más impactadas por la cuarta revolución industrial, es el marketing. Consideremos por mencionar algunos ejemplos, las siguientes verdades:

  • Touchpoints y momentos de verdad. Anteriormente, un brand manager enfocaba rodion-kutsaev-0VGG7cqTwCo-unsplashtodo su plan de MKT a mensajes dirigidos a un tipo de consumidor target, en formato unidireccional y sus puntos de contacto eran limitados a las posibilidades en el mundo ATL/BTL tradicional. Hoy los medios digitales han exponenciado los puntos de contacto bidireccionales (diálogo) con el consumidor final y se ha abierto el abanico a experiencias online/offline de verdadera omnicanalidad. La idea de esa gran campaña única ha quedado atrás y ha dado paso al desarrollo de experiencias segmentadas y personalizadas. Dicha personalización incluso se retroalimenta de los comportamientos y preferencias del consumidor, a través de datos biométricos recabados por wearables que van desde relojes y accesorios, a ropa y smart fabrics. Bienvenido al mundo del ultimate Customer Experience.
  • Spray and Pray versus Sniper Marketing. Si bien la inversión en ATL no va a desaparecer por completo, la apuesta por medios mucho más efectivos para acotar su público va al alza y esto genera cambios relevantes en la manera en que una marca invierte en publicidad. Para el 2022, el gasto publicitario en canales digitales superará al gasto en medios tradicionales. Si consideramos el costo unitario de un spot de 20” en TV abierta versus un video view en cualquier red social, nos damos cuenta que esta tendencia no sólo marca un switch entre canales, sino el hecho de que el volumen publicitario crece de manera exponencial gracias a los canales digitales. La disponibilidad de recursos DIY para producción audiovisual y generación de contenido y los bajos costos en la administración de canales digitales, aunados a la capacidad de segmentación en campañas digitales a través de sniper marketing, ha abierto el panorama publicitario a muchos más jugadores que a su vez, pueden desarrollar campañas mucho más robustas que en el pasado.
  • carlos-muza-hpjSkU2UYSU-unsplashPricing: analítica avanzada y crowdsourcing. En la concepción original de las famosas 5Ps (posteriormente ampliadas a 7) del marketing mix, pensar en precios significaba tener una revisión periódica de la realidad del mercado para hacer modificaciones estacionales, reaccionar a los cambios de precio del competidor y desarrollar promociones puntuales. La era de la digitalización ha trastocado el concepto de pricing completamente. A través de soluciones como Alexandría by Sintec, potenciados por la analítica avanzada y crowdsourcing, las limitantes de la visoria tradicional quedan atrás. El precio de lista se vuelve tan sólo una referencia y se fortalece el concepto de precios dinámicos y promociones inteligentes. El nuevo proceso es alimentado en tiempo real e incorpora variables antes no consideradas, tales como meteorología, tráfico y proximidad (sensores inteligentes), correlaciones de market basket analysis cruzadas con demográficos del shopper, etc. A su vez, la capacidad del retailer a reaccionar y ejecutar cambios en su oferta, se potencializa con el uso de anaqueles inteligentes ligados a sistemas de suministro, así como y sistemas de precios interconectados con torres de control. Atrás quedó esa imagen del empleado de piso reetiquetando precios en cada uno de los productos ante un cambio de precio, reemplazada ahora por un ejecutivo coordinando el display de precio en cientos o miles de sucursales del retail, desde la oficina matriz y desarrollando estrategias diferenciadas y alimentadas por analítica avanzada.

PROCESOS DE BACKOFFICE AUTOMATIZADOS

franck-v-jIBMSMs4_kA-unsplash.jpgEl uso de RPA (Robot Process Automation) para agilizar los procesos de negocio, como lo indica Roberto Palacios en Robots, una inversión del presente, reduce los costos de procesamiento hasta 80%; los tiempos de manejo operativo bajan en 40 por ciento, y se logra un ahorro de 30 por ciento en el equivalente a personas de tiempo completo (FTEs).

Además de hacerlo para clientes, en Sintec Consulting hemos hecho uso de esta tecnología internamente, incorporándola a varios de nuestros procesos de backoffice, incluyendo la gestión de pagos y proveedores, gastos de viaje, métricas de desempeño de servicio y dashboards comerciales. Las tareas repetitivas dejan de ser parte de la función de nuestro equipo de trabajo, permitiéndole enfocar su tiempo y esfuerzos en responsabilidades que generar mayor valor para la empresa.

Gracias a RPA, el día de hoy los empleados son liberados de tareas repetitivas en la forma de consultas, cálculos, transacciones y reporteo de alto volumen, como lo conceptualizaba Artistóteles hace casi 2400 años.

CADENAS DE SUMINISTRO INTELIGENTES Y VEHÍCULOS AUTOMATIZADOS

mein-deal-m0KaCYXjJjw-unsplashSon muy conocidos los ejemplos de automatización en los centros de distribución de gigantes como Amazon y Alibaba, en los que prácticamente todas las funciones son ejecutadas por robots que desplazan productos de punto A a punto B, empacan, etiquetan, estiban, almacenan y cargan a transportes. Aunque estos son los casos más avanzados, la implementación de soluciones de optimización de cadena de suministro, redes de distribución y logística inteligente que utilizan analítica avanzada, hoy está al alcance de medianas y grandes empresas y Sintec Consulting ha acompañado a las líderes de distintos segmentos a tomar estos pasos. Contar con este tipo de soluciones y herramientas, tales como SAP IBP, permite a las empresas reducir considerablemente el grado de error en los procesos de S&OP, reducir el riesgo, dar mayor visibilidad para la toma de decisiones y las habilita para poder reaccionar de manera más inteligente ante disrupciones en la cadena.

En temas relacionados, el mundo del transporte está evolucionando rápidamente con la introducción de vehículos autónomos, que ya pasan de proyectos piloto a sus primeras incursiones en el mercado. En 31 estados de Estados Unidos ya existe legislación vigente y/o una orden ejecutiva que permite el uso de vehículos autónomos.  Muy pronto veremos el rol de los choferes de trailer transformarse de una función riesgosa y cansada, separándolos de su casa por semanas completas, al monitoreo de múltiples unidades autónomas a la vez, desde un punto de control centralizado. Para aprender más sobre esta tendencia, recomiendo leer El futuro del transporte y su evolución, por Alfredo Ortega y Ana Karen De La Garza.

FASHION AI

garbo-choi-img-2636

Hasta el mundo de la moda empieza a incorporar bondades de la industria 4.0 y transformar la razón de ser de los diseñadores. Un equipo de MIT recientemente lanzó Glitch, una empresa que utiliza la inteligencia artificial interconectada a través de una red adversarial y alimentada por inputs del diseñador, para generar miles de propuestas de diseño de modas en función a tendencias en boga. El rol de creador y la propuesta original del artista no se elimina, simplemente es magnificada y catalizada por la tecnología, ahorrándole tiempo operativo y dándole más espacio para innovar.

NUEVOS EJEMPLOS DE LO ANTERIOR ESTÁN SIENDO CREADOS CADA DÍA…

Todos estos avances nos enfrentan a una verdad y un miedo: la verdad es que cada vez más contaremos con más tiempo disponible, liberados de las labores repetitivas y manuales. El miedo es que la automatización generará desempleo. Ambos conceptos están relacionados y por ende se pueden abordar en conjunto. ¿Qué vamos a poder hacer con nuestro tiempo? Habilitados por el conocimiento y las herramientas necesarias, tendremos la capacidad de innovar a un ritmo y volumen nunca antes vistos. Y aquí yace la clave y la manera en la que tenemos que enfrentar el miedo previamente descrito: nuestra fuerza laboral va a tener que aprender más y adquirir una serie de habilidades para navegar el mundo digital con las que hoy no cuenta. La alternativa de un ingreso básico universal, postulada por Elon Musk, hoy no perfila como la opción más viable y tenemos que prepararnos para un mundo en que no será una realidad. Existirán desplazados; y los desplazados se tendrán que re-ocupar y para ello, tendremos que re-aprender.

La buena noticia es que la educación está hoy mucho más accesible que en el pasado. Los formatos onlinede universidades, la proliferación de universidades de menor costo y buena calidad y programas híbridos online/offline abren el abanico de posibilidades para obtener títulos profesionales. Además, los sistemas educativos tradicionales son retados por modelos como el de iTunes University (y su transición a formato podcasts), que hoy incluye contenidos didácticos de distintas universidades entre ellas Harvard y un sinnúmero de fuentes de contenido académico curado, disponible de manera gratuita. Dicho sea de paso, hoy la mayor oportunidad en términos de generar acceso al aprendizaje y educación contínua, específicamente en el skillset 4.0, yace en las empresas.

Ante la inminente sequía de talento digital en el mercado laboral actual, las empresas necesitan incorporar dentro de sus planes de capacitación y desarrollo la formación digital si pretenden contar con el capital humano que los hará triunfar en la era digital. Un reciente estudio elaborado por CODESPA, reveló que 77% de las grandes empresas hoy no proporciona actividades formativas en competencias digitales a sus empleados.

Por una parte, este dato evidencia una importante necesidad, por otra y para quienes sean tan inteligentes como para capturarla, esto representa una poderosa oportunidad de utilizar una oferta educativa corporativa renovada para generar engagement, motivación y retención de talento, sobre todo en las nuevas generaciones. El cruce entre la digitalización y la gestión de talento en una realidad multigeneracional abre nuevas e importantes conversaciones ligadas al éxito del negocio.

Las empresas se están dividendo en dos grupos: las que están haciendo honor al origen de la palabra robot, liberando a sus empleados y habilitándolos para generar más valor, y aquellas que se resisten a hacerlo y limitan sus resultados. Sólo uno de los dos grupos permanecerá en los próximos años. Si estos temas, ejemplos y reflexiones no forman parte de las conversaciones estratégicas en tu empresa, es momento de preocuparte y ocuparte. En la época de Aristóteles, habría varias excusas para no reaccionar, pero casi 2,400 años después y viendo a los demás apresurar el paso, ¿cuánto más puedes esperar?

Publicación original en: https://sintec.com/p_innovador/la-revolucion-digital-nos-hara-libres/ 

Referencias:

2,190 y contando…

Standard

Calma, cordura, inteligencia, compromiso y muchos huevos.

Este país nos necesita y nos va a necesitar. La esperanza mesiánica irracional de las masas en muy poco tiempo se desinfla y se vuelve desilusión (los ejemplos de esto son demasiados, en México, en LATAM y en el mundo)… entendamos qué y quiénes somos los responsables de haber desilusionado tanto al país, que el mismo fuera vulnerable a otra venta de espejitos más. Entendamos las razones y ataquémoslas. Si no lo hacemos, Cuauhtémoc Blanco en 6 años…

Recordemos que cuando llegue el momento en que la burbujita truene (y va a llegar), muchas y muchos van a necesitar que los apoyemos en su regreso a la realidad. Como nos ha pasado en tantos otros momentos, nos vamos a tener que tender la mano, a apoyar, a darnos un abrazo y decir “sigamos adelante”.

En México hay MUCHO talento, mucho ingenio, mucha inventiva, mucho emprendimiento, mucha capacidad. México ha avanzado a pesar de sus gobernantes y lo seguirá haciendo si queremos que así sea y nos comprometemos con encontrar las formar de construir. Ningún Mesías falso lo va a hacer por nosotros.

Tienes derecho de encabronarte, de lamentarte, de seguir sintiendo ese malestar en la boca de tu estómago, porque te preocupa tu país, tu estado, tu ciudad, tu comunidad y tu familia… y sí, la incertidumbre está cabrona y no quiero ni pensar en lo que le va a pasar al peso mexicano en el corto plazo…

Pero quienes tenemos el privilegio de haber tenido acceso a una educación universitaria, quienes tenemos la capacidad analítica para tener prospectiva, quienes tenemos la mínima solvencia económica de no caer en la venta rapaz de un populismo que es la única luz de esperanza que les han dejado a las clases bajas de este país, NO TENEMOS DERECHO a claudicar. Y esto no lo dice un personaje imaginario en una bicicleta, lo dice un mexicano de verdad que quiere a su país y quiere verlo mejor.

Un presidente y su retórica no tienen derecho a robarte de tus ideas, de tus proyectos, de todos los planes que has diseñado y que estás ejecutando para seguir adelante. ¿Acaso te detuvo Peña? ¿Calderón? ¿Fox? ¿Salinas? Los obstáculos solo son diferentes… que bueno que tenemos la capacidad de adaptarnos y la seguiremos teniendo. Y seguiremos progresando a pesar de los gobernantes… a lo mucho, esto nos exige ser más creativos. Y si tenemos suerte, igual y este loco y su equipo hasta contribuyen en algo, pero no nos quedemos sentados esperando que así sea. No veo que tengamos razón para hacerlo y no la tendríamos si hoy estuviéramos viendo a Meade o a Anaya diciendo “Me canso, ganso”…

Calma, cordura, inteligencia, compromiso y muchos huevos.

2,190 y contando.

¡Ánimo!

Have fun, more of it. Choose to.

Standard

One way of exercising leadership, is by leading YOU. Make sure you place yourself in the correct mindset in order to succeed. And if you’re not having fun in that journey, are you really owning it?

Lead… authentically

Standard

In your personal life, authenticity is about being yourself regardless of social context. In business, it’s about walking the talk, being true to ethical principles and maintaining your personality and essence consistently. Traits of a true leader.

Dear Julia. A couple of thoughts on normalization of the horrific.

Standard

In the past three years, three women friends of mine who I hold dear, have confided in me that at some point in their lives they were sexually harassed, assaulted and/or abused.

There’s no way to sugarcoat truths like these and while the point is not to keep tabs, it does beg the question “if three women in my inner circle felt comfortable enough to trust me with these terrible grievances, how many more are hiding their pain completely in the dark?” Well, according to a Brain Gallup poll published on December 2017, an appalling 46% of Mexican women admit they’ve been victims of sexual harassment. This is seriously messed up and it should bring shame to all Mexicans.

The #MeToo movement has not caught on in Mexico as much as in the United States. Some celebrities like Mexican playwright Sabina Berman, a sexual assault survivor herself, have explained that machismo is so engrained in our culture and societally accepted behavior, that women who find the courage to speak out are often ostracized, labeled as troublemakers and limited in their professional opportunities.

Now I applaud the intention and the courage of the pioneers of the #MeToo movement everywhere around the world, but this thought piece is less about that and more about my worries surrounding our normalization of abuse. Let me explain…

A couple of months ago, I was having a colloquial conversation with a dear friend… for privacy and reference purposes, let’s call her Julia. We were catching up as we had not seen each other for a while and, in the midst of chatting, she shared with me that she was worried about an upcoming professional project because a man who had sexually assaulted her when she was a minor, would be involved in the project. Like many other women who’ve gone through these horrors, Julia went on to explain that when the abuse happened years ago, she did not denounce the act, partly due to shame and naiveté and partly since as hinted earlier, it’s harder to speak out in a culture hard-wired to discard sexual violence, celebrate misogyny and sideline whistleblowers.

As I am reliving the moments when my friend shared with me these horrific memories, I find myself completely dumbfounded about the way that I reacted to her cry for help. When she finished sharing the details of the situation, I immediately went into problem-managing move, describing possible scenarios, calculating pros and cons for each alternative, creating conceptual maps in my head… I should have just hugged her immediately, held her close for at least a couple of minutes to show how much I cared about her in a moment of open vulnerability. Instead, I went into “the way I see it you have these options…” And herein lies the problem: could it be that I’ve begun to normalize the concept of sexual assault in my head? Just to be clear, by “normalize” I don’t mean “justify”, I mean that hearing about it and seeing it close to home no longer astounds me the way I think it should.

Maybe I’ve just been overexposed and have grown a thicker skin than I would like. Very early in my professional life, I worked on a project to combat trafficking in persons in Ecuador, mostly victims of sexual exploitation. I saw and learned of things too harrowing to even want to mention in this blog. I’ve seen the vice of sexual harassment in the lives of friends, I’ve read about multitudes of cases in the news and I’ve seen the tide of the #MeToo movement overtake social media and mainstream conversation… I posit that this overexposure could be having a numbing effect and it worries me.

The first time we see something new, be it negative such as an act of violence or positive, like the first time you attend a Cirque du Soleil show, your mind reacts in an enhanced way, precisely because it is new and unexpected. As you experience the same situation over and over, your margin of amazement begins diminishing, to the point where people learn to live exposed to the risk of violence or even the wildest contortion act in Cirque becomes unsurprisingly bleh.

MeToo_img-The-Nation-1024x644On October 15th, 2017, actress Alyssa Milano wrote the tweet that got the #MeToo movement off the ground.  When we heard the news about Harvey Weinstein, it was loud, it was amazing, it caught media attention, it was BIG and #MeToo REALLY flourished. But then came Kevin Spacey and Al Franken and the whole discrediting debate and divide related to the Aziz Ansari story, and so on and so forth… and we started normalizing and trivializing the phenomenon. Have we gotten to the point were if we hear about another case of sexual abuse we’re no longer appalled? If not, are we heading in that direction? In trying to raise awareness are we in a strange juxtaposition breeding a society were sexual misconduct becomes expected?

Maybe it’s time to commit to an ideal where we encourage people to break the silence, raise our voice against that which we hold reproachable but also ACTIVELY remind ourselves that we cannot ever allow normalization of this, even if it is a recourse of best intentions and a means to fast track into providing solutions. We MUST allow ourselves to feel angry and disgusted and to empathize with people to confide in us, to feel their pains, to support more by allowing ourselves to feel more and hence, love more.

Dear Julia, te quiero mucho. I’m here for you and I’m sorry for what you went through and I’m sorry I did not hug you really, really hard.