En el Animal Race, liberamos nuestro instinto

Standard

El sábado 28/09/2013 alrededor de 1,200 corredores nos dimos cita en el BioParque Estrella. ¿El reto? Liberar el instinto animal participando en una carrera de obstáculos llamada The Animal Race.

Era la primera edición de la carrera y como en todos los casos que se presenta una nueva experiencia, la expectativa estaba a la alza. Recientemente, gracias a ejemplos cercanos como el del Tough Mudder de Austin, las distintas Spartan y a la proliferación de gimnasios y programas estilo Crossfit y Bootcamp, en Monterrey se han puesto de moda las carreras de obstáculos. Yo hace un par de meses participé en el Reto Comander en Monterreal y después de eso decidí que volvería a hacerlo.

Animal Race tuvo algunas marcadas diferencias con el Reto Comander. En general, los obstáculos fueron de menor dificultad y el cansancio más administrable (claro, influyó que Reto Comander se llevó a cabo a casi 3,000 mts. de altura vs. 500 en el BioParque). El Reto Comander fue una carrera de 10K mientras que Animal Race era de 6 (aunque en una parte mi grupo y yo nos fuimos por una vereda incorrecta y acabó siendo de 7 para nosotros).

Sin lugar a duda lo que le da un sabor distinto a esta carrera, es el lugar en que se lleva a cabo. A pesar de haber vivido en Monterrey por más de 15 años, no tenía el gusto de conocer el BioParque y debo decir que visitarlo para correr, fue la perfecta presentación. En el trayecto además de mis compañeros de equipo me acompañaron otros animales como jirafas, avestruces, un par de changos, iguanas, un lagarto, dromedarios y muchos más. Su presencia añadía a la experiencia al permitir al corredor estar realmente inmerso en un entorno natural. Teníamos partes de bosque, secciones de pantano, cascadas, terreno de terracería, partes con arena floja por estar cerca de un río y claro, espacios recreativos. Desde el punto más alto del trayecto (porque sí tuvo bastantes variaciones en altimetría), la vista hacia todo el valle era simplemente espectacular.

Para ser la primera edición de Animal Race, la organización dejó muy buen sabor de boca. Los abastecimientos de agua eran suficientes, el manejo de grupos el correcto, cuando llegamos a la sección de recuperación no tuvimos cuellos de botella y en general en los obstáculos no teníamos que esperar a demasiada gente ya que el grupo con el que corrimos era pequeño (para evitar cuellos de botella esta carrera se organizó con distintas salidas de grupos cada media hora). No me consta que durante toda la carrera esta situación se haya mantenido pero por lo menos en mi grupo, todo fluyó bastante bien.

Creo que la mejor conclusión que puedo dar de esta carrera es que el formato de Animal Race presenta una excelente oportunidad para quienes quieren probarse en carreras tipo militar/crossfit por primera vez y que la experiencia los ganche para otras carreras que exigen mayor capacidad física. Digamos que en este sentido, Animal Race es la perfecta y muy divertida introducción a las carreras de obstáculos.

En términos de fotografía, ya empiezan a publicar su selección y no decepcionan. Y digo selección porque en su página de Facebook comentaron que la flotilla de fotógrafos que estuvieron presentes en los distintos obstáculos tomó más de 10 mil fotos de alta resolución así que no se publicaron inmediatamente.

Hay un nuevo jugador en el mundo de las carreras: Nu.Sport… y están aprendiendo a hacer las cosas muy bien. Esperemos cosas interesantes de estos jóvenes y el siguiente año, ¡ volvemos a liberar el instinto en The Animal Race!

sodorotanimal

Estrené cámara GoPro Hero3 en este evento y aunque no he tenido oportunidad de editarlo, aquí un resumen de la carrera:

Mexican economy bouces back

Standard

Here is a link to my latest article on AQBlog, titled “Mexican economy bounces back” http://americasquarterly.org/node/2275 and published on March 1st, 2011. Please feel free to visit and comment.

Here is a copy of it:

_____________________

Amidst growing national concern and international coverage of the violence in Mexico, a bit of news on the macroeconomic scale talks wonders of our country’s capabilities to overcome even the biggest obstacles.

Last week, Bloomberg ran a story on Mexico being the second economy in Latin America to bounce back from the 2009 recession with the highest pace of growth in the last decade. Our economy expanded by 5.5 percent in 2010.

Granted, it is not China’s double digit performance. But for a country that is largely dependent on an economic relationship with the our neighbor to the north—80.5 percent of our trade is with the United States—and is still facing important trade challenges, the GDP expansion at a 0.2 percent rate larger than expected for the fourth quarter of 2010 is excellent news. In a way, it is also good news for the United States. It shows that consumer spending is recovering in spite of the housing situation and the still present issue of unemployment (9 percent in January).

There are obvious advantages of being one of the United States’ most important trading partners. But it doesn’t take a genius to also see that dependence of over 80 percent of our trade with this partner also puts Mexico at a vulnerable state. This is even more worrying when we’re competing for this trade position with economies such as China.  Since the early 1990s, Mexico has been constantly promoting an open policy on trade. We currently hold 11 trade agreements with 41 countries. But we still need to act on them and actually reap the benefits of spreading our risk by diversifying commercial relations.

Mexico also needs to urgently focus on investing in and then maximizing the returns on innovation. We need to understand that wealth today is based on knowledge and ownership of that knowledge (patents). If we are able to tap into this, then our future will look even more promising than what we were able to do in 2010. I may be overoptimistic but continuing on this track would provide the first steps toward bridging the gap between our poorest and richest. This could go a long way toward reducing the crime that is partly a result of this present divide.

*Arjan Shahani is a contributing blogger to AQ Online. He lives in Monterrey, Mexico, and is an MBA graduate from Thunderbird University and Tecnológico de Monterrey and a member of the International Advisory Board of Global Majority—an international non-profit organization dedicated to the promotion of non-violent conflict resolution.